Viernes, 18 de Enero de 2008

63.000 ciegos podrán votar por primera vez el 9 de marzo sin ayuda de nadie

EFE ·18/01/2008 - 15:04h

EFE - Imagen del nuevo procedimiento de voto para las personas con discapacidad visual.

Alrededor de 63.000 electores ciegos podrán votar en las elecciones generales del próximo el 9 de marzo por primera vez sin ayuda de nadie, gracias a un nuevo procedimiento que garantiza, sin papeletas escritas en lenguaje braille, el voto accesible y secreto de las personas con esta discapacidad.

El subsecretario del ministerio del Interior, Justo Zambrana, y la directora general de Política Interior, Rosario García, han presentado hoy esta iniciativa acompañados del secretario general de CERMI, Luis Cayo, y el director general adjunto de la ONCE, Xavier Grau.

Según ha explicado Zambrana, este método es voluntario y complementario al existente, mediante el cual la persona ciega que va a votar lo hace acompañada de una persona de confianza que introduce o no la papeleta del partido elegido.

El nuevo procedimiento prescinde si se desea de esta compañía, si bien todos los que opten por este modelo tendrán que conocer el lenguaje braille y deberán, desde hoy y hasta el 11 de febrero, ponerlo en conocimiento del Ministerio del Interior en el teléfono gratuito 900 150 000.

Así, el día de la votación y una vez acreditada la identificación del elector, la mesa electoral entregará a la persona un maletín en el que, en tinta y lenguaje braille, se indica el procedimiento a seguir.

Una vez recogida esta documentación el elector se dirigirá a un espacio habilitado donde poder, con total intimidad, abrir el maletín, leer en braille las instrucciones y ejercer su derecho a voto.

El estuche contendrá dos sobres, uno para la elección al Congreso de los Diputados y otro para el Senado.

Para la elección de los diputados, el ciego se encontrará con tantos sobres (escritos en braille) como partidos concurran a los comicios con sus correspondientes papeletas (en tinta), de modo que solo tendrá que introducir la papeleta elegida en un nuevo sobre (en tinta), lo que garantiza la confidencialidad del voto.

En el caso de los senadores, los ciegos deberán marcar los candidatos elegidos con bolígrafo una equis en una plantilla en braille y con espacios agujereados, de modo que esta señal quede registrada en una papeleta normalizada de tinta adjunta a la de braille y que, al igual que en el caso de la elección al Congreso, deberá introducirse en un sobre en tinta igual que el del resto de electores.

Según Zambrana este procedimiento, del que en los próximos tres días y en febrero se informará en campañas publicitarias de televisión y radio, va a permitir el derecho de voto a las personas con discapacidad visual de forma autónoma.