Viernes, 18 de Enero de 2008

El ministro de Industria alemán asegura que el cierre de la planta de Nokia en Bochum es un "shock"

EFE ·18/01/2008 - 15:04h

EFE - El ministro alemán de Economía y Tecnología, Michael Glos, de visita en Madrid.

El ministro de Economía y Tecnología de Alemania, Michael Glos, aseguró hoy que la decisión de Nokia de cerrar la planta que tiene en Bochum (oeste del país) es "un shock", aunque precisó que al ser una compañía privada, el Gobierno federal tiene "poca influencia" en esa medida.

Glos se pronunció así durante una rueda de prensa en la Cámara de Comercio Alemana de Madrid, donde se reunió con empresarios germanos y españoles para debatir sobre inversiones en Alemania y el futuro económico de la Unión Europea (UE).

Para Glos, el cierre de la planta que Nokia tiene en Bochum, que pretende instalar en otro país más barato, como Rumanía, es una decisión "muy sorprendente", porque de ésta dependen 4.000 trabajadores, y lamentó que la compañía finlandesa decida trasladarla sin ofrecer otras soluciones, como el recorte de gastos.

Afirmó además que al tratarse de una empresa privada, el Gobierno federal tiene "poca influencia" en esa decisión, aunque recordó que el Ejecutivo regional de Renania del Norte-Westfalia -donde se ubica Bochum- está manteniendo conversaciones con directivos de Nokia.

"Cuando una empresa que vive de su marca" toma "este tipo de decisiones", debería saber "asumir las consecuencias", apuntó.

El pasado 15 de enero, Nokia anunció el cierre de su fábrica en Bochum para trasladarla a otros países más competitivos, como Rumanía (Cluj) o Hungría (Komárom).

La clausura de la fábrica supondrá el despido de 2.300 personas, y pondrá en peligro otros 1.000 empleos en compañías abastecedoras.