Viernes, 18 de Enero de 2008

Imputado un viceconsejero de Esperanza Aguirre por la operación 'Guateque'

Luis Armada dirigió la Gerencia de Urbanismo del ayuntamiento de Madrid entre 1997 y 2003, en el equipo de Gobierno de Álvarez del Manzano. Es sobrino del general golpista Alfonso Armada

PUBLICO.ES ·18/01/2008 - 12:22h

El actual viceconsejero de Transportes del Ayuntamiento de Madrid, Luis Armada, ha sido citado a declarar como imputado por el juez Santiago Torres, que lidera la investigación de la operación 'Guateque', contra una presunta trama de venta de licencias en el consistorio de la capital. Armada, que estuvo de 1997 a 2003 al frente de la Gerencia de Urbanismo del ayuntamiento, formaba parte del equipo de Gobierno del ex alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano.

El historial judicial de este miembro del PP es bastante amplio por actuaciones poco transparentes durante sus años de gestión. En 2002, por ejemplo, El Tribunal Superior de Justicia de Madrid tiró por tierra por considerarlo ilegal el denominado Coeficiente K, un tipo de gravamen que Armada quería imponer a las nuevas edificaciones.

Un año más tarde tuvo que pagar 7.200 euros de multa por no acceder a la demolición parcial de la Iglesia de Nuestra Señora de las Fuentes.

Mientras que Gallardón prefirió librarse de él, Esperanza Aguirre lo nombró viceconsejero de Transportes, cargo que ocupa todavía en la actualidad. Pero ese cambio no significó el punto final a su relación con los juzgados. Todavía tuvo que comparecer ante Grande Marlaska a mediados de 2003 por un extraño convenio urbanístico firmado en 1997 en la localidad de Arroyo del Fresno.

Armada es sobrino del general del Ejército Alfonso Armada, que organizó el intento de golpe de Estado el 23-F.

La citación judicial recoge que el Juzgado de Instrucción número 32 tomará declaración a Armada el próximo día 23 a las doce de la mañana en calidad de imputado en la Consejería.

Por ahora, el conservador ha dicho que "esperaba que le citaran" en cualquier momento, dada la responsabilidad que ejerció durante seis años en la Gerencia de Urbanismo, aunque está "muy tranquilo" y "convencido de que hizo las cosas con una corrección escrupulosa y respetando siempre la legalidad".