Viernes, 18 de Enero de 2008

Aretha Franklin, cuatro décadas en el trono del soul

EFE ·18/01/2008 - 12:38h

EFE - Imagen de archivo de la cantante Aretha Franklin.

Hace ahora cuarenta años, Aretha Franklin se proclamó "Lady Soul" en un álbum que aportó varios clásicos a la historia del género y que la consagró como una referencia para intérpretes de varias generaciones.

El cuarenta aniversario de "Lady Soul", que Atlantic editó el 22 de enero de 1968, llega en vísperas de que la cantante, que publicará un nuevo álbum este año, reciba el próximo 8 de febrero el reconocimiento a su carrera artística en la cincuenta edición de los premios Grammy.

Aretha Franklin (Menphis, Tennesse, 1945) se había forjado ya como cantante cuando en 1967 llegó al sello discográfico en el que sentó cátedra con una serie de interpretaciones que la convertieron en la indiscutible reina del soul.

Hija de un predicador y de una cantante de gospel que abandonó a su familia, Aretha había pasado su infancia cantando en la iglesia y con catorce años grabó su primer disco para el sello Checker ("The gospel soul of Aretha Franklin").

La joven prodigio fue fichada por Columbia en 1961. La discográfica orientó su carrera hacia el jazz, pero Aretha no estaba destinada a seguir el camino de Ella Fitzgerald o Dinah Washington, sino a marcar una época con un estilo propio basado en su extraordinaria voz, crecida en los campos del blues y el gospel.

Una voz que sonaba portentosa en "I never loved a man the way I love you", su single de debut en el sello Atlantic, que dio título a su primer álbum, en el que se incluyó también la demoledora versión de "Respect", un tema de Otis Redding que la cantante publicó como segundo sencillo en su nueva compañía.

El álbum alcanzó el número uno de las listas y le valió el primero de los diecisiete premios Grammy que ha acumulado en su carrera.

Antes de que acabara 1967 sumó otro número uno con el LP "Aretha arrives", pero lo mejor estaba aún por llegar un año más tarde con "Lady soul".

El álbum tuvo un arranque rompedor, "Chain of fools", un memorable juego vocal entre Aretha y su cuarteto de acompañamiento, The Sweet Inspirations, integrado nada menos que por la futura diva Dionne Warwick, junto a su hermana Dee Dee Warwick, la prima de ambas Cissy Houston (madre de Whitney Houston) y Doris Troy.

Producido por Jerry Wexler, uno de los cerebros de la música soul de la época, "Lady soul" viaja por todos los caminos del género, junto a una vigorosa sección de metal y las aportaciones de guitarristas de excepción como Eric Clapton y Bobby Womack.

El disco pasaba de la intensidad de "Money won't change you" -un tema firmado por James Brown- y "Come back baby" -de Ray Charles-, hasta la espiritualidad de "People get ready", de Curtis Mayfield, y en cada tema Aretha dejó su sello imborrable.

"Lady Soul" aportó a la historia clásicos como "(You make me feel like) A natural woman", uno de los más recordados de toda la carrera de la cantante, que firmaron Gerry Goffin, Carole King y el propio Wexler.

Entre sus diez temas, el álbum incluyó dos que la cantante compuso junto a su marido, Ted White, "Since you've been gone (sweet sweet baby)" y "Good to me as I am to you".

El disco obtuvo un éxito rotundo y con el tiempo se convirtió en un título habitual de las listas de los mejores discos de la historia, no sólo del soul, sino de la música moderna en general.