Archivo de Público
Viernes, 1 de Julio de 2011

Programa para adelgazar sin cirugía da resultado, pero limitado

Reuters ·01/07/2011 - 18:38h

Por Eric Schultz

Un programa de un año para adelgazar a partir de cambios en el estilo de vida ayuda a los obesos a adelgazar tanto como una cirugía.

Según publica International Journal of Obesity, un equipo halló que las mujeres que participaron del programa adelgazaron 19,5 kilogramos (kg) y los hombres, 25,8 kg.

Pero más del 40 por ciento abandonó el plan antes de terminar el año. Y aun los que lo finalizaron recuperaron a los tres años tres cuartos del peso perdido.

"Recuperar el peso perdido sigue siendo el talón de Aquiles de todas las terapias para adelgazar", dijo Thomas Wadden, director del Centro para Desórdenes del Peso y la Alimentación, de la University of Pennsylvania en Filadelfia, y que no participó del estudio.

El sobrepeso es uno de los problemas mundiales de salud; está asociado a una cantidad de enfermedades crónicas, produce gastos extras en salud y muerte prematura. En Estados Unidos, un tercio de los adultos es obeso.

Mientras que la cirugía para adelgazar ayuda a las personas a eliminar los kilos de más, las complicaciones y el costo no la hacen tan ideal.

El equipo de Stephan Bischoff, de la Universidad de Hohenheim, en Stuttgart, Alemania, reunió varios cambios de estilo de vida (dieta hipocalórica, terapia conductual, reuniones grupales, orientación nutricional y ejercicio), un programa para adelgazar que Nestle ofrece mediante franquicia como OPTIFAST52.

En Estados Unidos existe también un programa OPTIFAST, pero dura la mitad que el programa alemán.

El equipo, que trabaja para los centros OPTIFAST, reunió a más de 8.000 obesos de decenas de centros del país. Al inicio, las mujeres pesaban unos 112 kg en promedio y los hombres, 136,5 kg.

Al combinar los resultados de todos los participantes, sin importar si habían completado o no el programa, las mujeres adelgazaron unos 15 kg y los hombres, unos 4,5 kg más.

Los que finalizaron el programa (seis de cada 10 participantes) adelgazaron el 53 por ciento de su sobrepeso. Eso se acerca al 60 por ciento que se logra con la cirugía, según el equipo.

Quienes finalizaron el programa también obtuvieron otros efectos positivos, como una reducción de la presión, del colesterol y del azúcar en sangre, además de mejorar la calidad de vida.

Pero cuando el equipo siguió a una muestra de 300 personas a los tres años de la finalización del programa, observó que el grupo casi había recuperado el peso inicial. Según los expertos, eso es menos probable con la cirugía.

Aun así, Bischoff dijo que un quinto de los participantes pudo mantener el nuevo peso sin más ayuda. Los efectos adversos, que fueron poco comunes, incluyeron pérdida de cabello y constipación, y afectaron a menos del 1 por ciento de los participantes.

Se desconoce si esos problemas fueron una consecuencia real del programa de Nestle porque el estudio no incluyó un grupo de control.

Wadden opinó que los programas para adelgazar son promisorios, pero dijo que deben mejorar el seguimiento de los pacientes para que no recuperen los kilos perdidos.

FUENTE: International Journal of Obesity, 14 de junio del 2011