Viernes, 18 de Enero de 2008

El Ejército informa de la muerte de 8 talibanes y niega la pérdida de un segundo fuerte

EFE ·18/01/2008 - 09:55h

EFE - Varias personas observan el lugar en el que un suicida hizo detonar los explosivos que llevaba en su cuerpo, durante una ceremonia religiosa en Peshawar, Pakistán, ayer, 17 de enero de 2008.

El Ejército de Pakistán informó hoy de la muerte de ocho talibanes cerca del fuerte militar de Sipla Toi, en la conflictiva región de Waziristán del Sur, que los insurgentes aseguran haber tomado, algo que ha negado un portavoz militar.

En un comunicado, el Ejército sólo informó de la intervención de sus helicópteros de combate contra dos vehículos que se aproximaron ayer al fuerte militar, el segundo atacado por los talibanes paquistaníes esta semana.

En la zona opera la milicia del líder tribal Baitullah Mehsud, al que el Gobierno acusa del atentado contra la líder opositora Benazir Bhutto.

Un portavoz de Mehsud, el "maulana" o maestro Omar, citado hoy por "The News", llamó ayer a la redacción de ese periódico para anunciar la toma del fuerte de Sepla Toi, cuyos 60 ocupantes fueron presuntamente liberados por los talibanes tras haberse rendido sin ofrecer resistencia al ataque.

El portavoz insurgente anunció que las fuerzas de Mehsud se disponen ahora a asaltar un tercer fuerte, el de Serkawai.

La supuesta toma de Sepla Toi sigue a la del fuerte de Sararogha, que data de la época británica, el pasado día 15, cuando murieron una veintena de soldados tras ofrecer resistencia a los atacantes.

El Ejército informó ayer de que los insurgentes se habían retirado del puesto -donde según la versión oficial murieron 40 talibanes- aunque éste no ha vuelto a ser ocupado por los soldados.

El portavoz militar, Athar Abbas, citado por "The News", negó categóricamente la toma de Sepla Toi y, aunque mantuvo que el puesto de Sararogha fue evacuado por los talibanes tras ser sometido a fuego de artillería, admitió que los soldados aún estaban haciendo "esfuerzos por retomarlo".

En otro comunicado, el Ejército informó hoy asimismo de hostilidades en torno al fuerte de Ladha, también en Waziristán del Sur, que fue sometido anoche a fuego de arma corta y cohetes y las fuerzas de seguridad "respondieron con artillería y arma corta" sin que se produjeran víctimas.

La milicia talibán del líder tribal paquistaní Mehsud se levantó en armas contra el régimen tras el asalto militar a la Mezquita Roja de Islamabad en julio de 2007.

Desde entonces, han sido en vano los esfuerzos del Ejército por controlar Waziristán del Sur, donde sus puestos, convoyes y, ahora, fuertes son sometidos a constantes ataques de los insurgentes.

Waziristán se encuentra en el cinturón tribal fronterizo con Afganistán, gozó siempre de autonomía y rehúsa la presencia del Ejército paquistaní, desplegado en la zona en 2001, cuando el régimen del presidente Pervez Musharraf se alió con EEUU para combatir a los talibanes afganos y Al Qaeda.

Las operaciones de milicias insurgentes paquistaníes se han extendido del cinturón tribal al valle norteño del Swat, donde el Ejército lanzó una ofensiva en octubre de 2007 contra los hombres del mulá Fazlullah, otro presunto responsable del asesinato de Bhutto.