Viernes, 18 de Enero de 2008

Científicos advierten de que los monos trasmiten la malaria y el dengue a humanos

EFE ·18/01/2008 - 10:13h

EFE - Una cría de macaco despioja a uno de sus progenitores en las aguas termales de uno de los balnearios, conocidos como "onsen", de Jigokudani, en la provincia de Nagano, en el noreste de Japón, el 7 de enero de 2008.

Los macacos y langures, especies que deleitan a la gente de Malasia con sus piruetas, se han convertido en un problema sanitario desde que los expertos descubrieron que estos monos trasmiten a los humanos enfermedades como la malaria o el dengue.

Un estudio llevado a cabo por la universidad malasia de Sarawak ha demostrado que un tipo de malaria potencialmente mortal, y que es transmitida por macacos, estaba siendo mal diagnosticada como otra variante de malaria menos dañina, según recoge la revista científica "News Medical".

La investigación, realizada a partir de exámenes realizados a mil pacientes de diferentes áreas el país, puso de manifiesto que una de cada cuatro personas examinadas estaba infectada por el denominado "plasmodium knowlesi", que transmiten los macacos.

Esta variante de malaria, que hasta hace muy poco los médicos confundían con la que causa el parásito "plasmodium malariae", puede producir la muerte cuando no se actúa con celeridad debido a los transtornos que produce en el hígado y el corazón.

Según los científicos que participaron en la investigación, la malaria de origen simio es similar a la conocida por el nombre de "falciparum", que actúa con rapidez contra el organismo humano.

La profesora Janet Cox-Singh y sus colegas de la Universidad de Sarawak demostraron que la malaria de origen simio no sólo es casi endémica en la isla de Borneo, donde la población de monos es numerosa, y que está extendida en la península de Malasia, sino que también se han detectados casos en Tailandia y Birmania (Myanmar).

"Creo que si examinamos más detenidamente los casos de infecciones de malaria en el Sudeste Asiático, descubriremos que este tipo fatal de enfermedad - la de origen simio- está más extendida de lo que actualmente se piensa", aseguró Cox-Singh.

La científica señaló en su artículo de presentación del estudio, que "dada la severidad manifiesta de esta enfermedad, recomendaría a los doctores que trabajan en la diagnosis del plasmodium malariae, que estén alerta ante la posibilidad de que traten con el plasmodium knowlesi, el más mortal".

La malaria, que causa cada año la muerte de un millón de personas en todo el mundo, se transmite a través del mosquito anopheles y afecta especialmente a las poblaciones de África y, en menor medida, a las regiones tropicales y subtropicales.

Además de en las junglas que aún quedan en países del Sudeste Asiático, los investigadores han detectado otros focos de infección en diversos núcleos urbanos de Malasia, donde revolotean miles de macacos y lagares que se han adaptado a vivir en los arboles de los parques o en los tejados de pequeños edificios.

Muchos de estos simios son, además, portadores de enfermedades como el herpes o el dengue, enfermedades que pueden ser contraídas por los humanos mediante contacto con estos animales, según advierten las autoridades sanitarias del país.

El vicepresidente de la Asociación Malasia de Veterinarios y director adjunto del Zoológico de Kuala Lumpur, doctor S. Vellayan, advirtió a quienes conviven con esas especies de monos, sobre la posibilidad de contagios

Según el doctor Vellayan, mediante las autopsias realizadas a monos muertos en accidentes de tráfico o en el zoológico se ha descubierto que los animales portaban la malaria de origen simio, del dengue, otros parásitos en la sangre y herpes, entre otras enfermedades.

La población de monos en Malasia asciende a 700.000, con 250.000 en áreas urbanas, sobre todo macacos de cola larga, macacos de cola de cerdo y langures.

Por otro lado, el veterinario Roy Sirimanne declaró a la prensa local, que a su vez los monos también están sufriendo enfermedades propias de los humanos que les son trasmitidas por los mosquitos mediante la picadura..