Archivo de Público
Martes, 28 de Junio de 2011

Microscopía con LED diagnostica bien la TB en personas con VIH

Reuters ·28/06/2011 - 18:14h

Por C. Vidya Shankar

Para diagnosticar la tuberculosis (TB) en pacientes con VIH, los microscopios con diodos emisores de luz (LED, por sus siglas en inglés) son tan efectivos como la microscopía convencional y fluorescente, y más económicos, confirma un estudio efectuado en Sudáfrica.

El método más económico utiliza un dispositivo de LED junto con un microscopio convencional, en lugar de un microscopio fluorescente, para observar muestras de esputo teñidas con auramina-O.

La tinción de Ziehl Neelsen (ZN) con microscopía lumínica del esputo se utiliza en todo el mundo por su bajo costo y disponibilidad. La tinción con auramina-O bajo un microscopio convencional con fluorescencia es más rápida y precisa, pero el equipo es muy costoso.

El año último, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó reemplazar la microscopía fluorescente convencional con este nuevo enfoque.

"El hecho de que los microscopios con LED sean más accesibles que los fluorescentes convencionales y se puedan utilizar con batería en algunos casos, amplía la accesibilidad del microscopio fluorescente, lo que permitiría realizar mejores diagnósticos de la TB", dijo el autor principal, Andrew Whitelaw, de la Universidad de Ciudad del Cabo.

Con 647 muestras de esputo de 345 pacientes (incluidos 88 con VIH), el equipo de Whitelaw comparó la microscopía con LED, la microscopía con ZN y la microscopía con vapor de mercurio (FVM) en el diagnóstico de la tuberculosis. El cultivo de esputo actuó como referencia.

Según publica European Respiratory Journal, el equipo comparó primero la microscopía convencional y con LED con muestras no concentradas teñidas con ZN y auramina-O, respectivamente.

Luego, centrifugó las muestras, las concentró y las tiñó con auramina-O para observarlas bajo los microscopios con LED y FVM: 161 muestras fueron positivas para TB.

La sensibilidad de los tres enfoques fue comparable, pero menor en pacientes VIH-positivo que en pacientes VIH-negativo. En esto habría influido una menor concentración de micobacterias en el esputo de los pacientes con VIH, según el equipo.

Los tres enfoques fueron casi 100 por ciento específicos en pacientes VIH-positivo y negativo.

Entre los pacientes VIH-positivo, la microscopía con LED fue más sensible que el enfoque con ZN en las muestras sin concentrar (un 46 frente a un 39 por ciento) y más sensibles que el enfoque con FVM en las muestras concentradas (un 54 frente a un 46 por ciento), aunque las diferencias no fueron estadísticamente significativas.

El tiempo promedio de lectura fue apenas un 25 por ciento más bajo (1,8 versus 2,5 minutos) con LED que con tinción de ZN. El tiempo necesario para la microscopía con LED y FVM fue similar. El costo promedio por lectura fue más bajo con LED (1,63 dólares) que con tinción de ZN (2,10 dólares).

"La ventaja principal del uso de LED fue haber podido realizar más lecturas que con la microscopía convencional con tinción de ZN y reducir la carga de trabajo del laboratorio", dijo la doctora Maryline Bonnet, de Médicos Sin Fronteras, en Ginebra.

Bonnet, que no participó del estudio, agregó: "Creo que los países con alta carga de VIH y TB se beneficiarían muchísimo con la microscopía con LED".

Los investigadores concluyeron que los resultados respaldan el llamado de la OMS a reemplazar la microscopía convencional con la de LED.

FUENTE: European Respiratory Journal, 9 de junio del 2011