Archivo de Público
Martes, 28 de Junio de 2011

Estudio asocia la celiaquía con mayor riesgo de sufrir cataratas

Reuters ·28/06/2011 - 17:41h

Por Amy Norton

En las personas con enfermedad celíaca aumentaría el riesgo de desarrollar cataratas, sugiere un nuevo estudio.

En teoría, las responsables serían las deficiencias nutricionales distintivas de la enfermedad celíaca, dijo Kaziwe Mollazadegan, del Hospital Universitario Carolino, en Estocolmo, Suecia.

En American Journal of Epidemiology, los autores utilizaron datos de unos 29.000 adultos suecos celíacos y hasta cinco controles por cada uno de ellos, de la misma edad y sexo.

En una década se registraron 1.159 casos de cataratas en personas celíacas y 909 casos en el grupo de control, lo esperado para la población general.

Se estima que en la población celíaca deberían existir 397 casos de cataratas por cada 100.000 personas anualmente, comparado con 311 casos en la población general.

No obstante, el trastorno visual no se desarrolló antes en las personas con celiaquía, ya que fueron generalmente diagnosticados a los 75 años.

Es posible, según Mollazadegan, que la enfermedad celíaca y las cataratas compartan factores de riesgo. Otras condiciones autoinmunes también están asociadas con las cataratas, incluida la diabetes tipo 1.

Por otro lado, las personas celíacas a menudo sufren deficiencias nutricionales, aun luego de que se les diagnostica la enfermedad. Y algunos estudios asociaron un consumo alto de ciertos nutrientes, como los antioxidantes luteína, zeaxantina y vitamina E, para reducir el riesgo de desarrollar cataratas.

No obstante, según Mollazadegan, se desconoce qué deficiencias en la enfermedad celíaca favorecen en el largo plazo el riesgo de desarrollar cataratas.

Por ahora, sugirió que las personas celíacas deberían estar atentas a la relación de su enfermedad con las cataratas e informarles a los médicos todo signo ocular de la enfermedad.

En Estados Unidos, 2 millones de personas son celíacas, según los Institutos Nacionales de Salud. Se estima que la mitad de los estadounidenses vivirán más allá de los 80 años, por lo que tendrán cataratas o necesitarán cirugía para tratarlas.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, 30 de mayo del 2011