Archivo de Público
Martes, 28 de Junio de 2011

La peor sequía en 60 años impacta en el Cuerno de Africa: ONU

Reuters ·28/06/2011 - 15:59h

La peor sequía de los últimos 60 años en el Cuerno de Africa generó una severa crisis alimentaria y altas tasas de desnutrición, mientras que en algunas partes de Kenia y Somalia se viven condiciones cercanas a la hambruna, dijo el martes Naciones Unidas.

Más de 10 millones de personas están actualmente afectadas en zonas de sequía en Yibuti, Etiopía, Kenia, Somalia y Uganda y su situación está empeorando, añadió la ONU.

"Dos temporadas consecutivas de escasas lluvias provocaron uno de los años más secos desde 1950/51 en muchas zonas pastoriles", dijo en conferencia de prensa Elisabeth Byrs, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) de Naciones Unidas.

"No hay probabilidades de mejora (en la situación) hasta el 2012", agregó la funcionaria.

Los precios de los alimentos treparon sustancialmente en la región, empujando al precipicio a muchos hogares moderadamente pobres, expresó la portavoz.

Un mapa de Naciones Unidas sobre seguridad alimentaria en el este del Cuerno de Africa muestra amplias zonas de Kenia central y Somalia en la categoría de "emergencia", una fase previa a lo que la ONU clasifica como catástrofe/hambruna, que es la fase quinta y más grave de la escala.

Las tasas de desnutrición infantil en las áreas más afectadas superan más de dos veces el umbral de emergencia del 15 por ciento y se espera que aumenten más, indicó Byrs.

Se están reportando altas tasas de mortalidad infantil, aunque la portavoz no contaba con estadísticas precisas.

La sequía y las luchas internas están generando los mayores números de emigrantes somalíes: más de 20.000 llegaron a Kenia sólo en las últimas dos semanas, según indicó el viernes la agencia de refugiados de Naciones Unidas (ACNUR).

Esto generó alarma por el drástico aumento, ya que el promedio mensual de flujo de personas se ha ubicado en 10.000 en lo que va del año.

Casi la mitad de los niños somalíes que llegan a los campos de refugiados en Etiopía están desnutridos, y los que arriban a Kenia están apenas mejor, indicó Byrs.

Los pedidos humanitarios de Naciones Unidas para Somalia y Kenia, cada uno de alrededor de 525 millones de dólares, poseen aproximadamente un 50 por ciento de financiación, mientras que los 30 millones de dólares solicitados para Yibuti apenas cuentan con un 30 por ciento de los fondos, añadió la portavoz.