Viernes, 18 de Enero de 2008

Muere un miliciano palestino en una redada israelí en Naplusa

EFE ·18/01/2008 - 09:48h

EFE - Niños palestinos miran a un soldado durante los enfrentamientos entre los jóvenes palestinos y las tropas de Israel en la ciudad cisjordana de Hebrón, ayer, 17 de enero de 2008.

Un miliciano palestino murió hoy en el distrito cisjordano de Naplusa, en una redada del Ejército israelí en el campo de refugiados de Balata, con lo que son 33 los palestinos muertos en diferentes ataques israelíes desde el pasado martes a ese territorio y Gaza, según fuentes hospitalarias.

El miliciano, Ahmed Sabakra, perteneciente a las Brigadas de los Mártires de Al Aksa, murió durante la incursión de una fuerza militar israelí al campo de refugiados para detener a varios integrantes de esa milicia vinculada con el partido Al Fatah de Mahmud Abás, indicaron los testigos.

Los soldados israelíes rodearon un inmueble en el que se refugiaban los milicianos y entre ellos Sanakra, uno de los cabecillas de la milicia, que "al tratar de escapar murió alcanzado por los disparos de los soldados", confirmaron fuentes militares.

Otros tres miembros de las Brigadas que se hallaban con él resultaron heridos.

La redada puede poner en peligro un acuerdo por el que Israel se comprometió hace unos meses con la ANP a no perseguir a una lista de milicianos palestinos en Cisjordania, a cambio de que éstos entregasen sus armas a la Policía palestina y se apartaran de cualquier actividad violenta.

Con este último, son ya 33 los palestinos muertos desde el pasado martes en diferentes ataques israelíes contra Gaza y Cisjordania.

Ayer jueves, siete palestinos resultaron muertos y diez heridos en diferentes ataques aéreos en Gaza, informó el jefe de urgencias del Hospital Shifa de la ciudad de Gaza, Moaweia Hasanein.

De ellos, dos eran miembros de las Brigadas Al Qasam, uno de la Yihad islámica y otro del Comité de Resistencia Popular.

El martes, otros 19 palestinos resultaron muertos y 40 heridos en la ciudad de Gaza, el miércoles perdieron la vida seis, cinco de ellos en Gaza y uno en la ciudad cisjordana de Jenín.

Además, en Israel murió un voluntario ecuatoriano, Carlos Andrés Mosquera, por los disparos de un francotirador cuando trabajaba en un Kibutz fronterizo con Gaza.