Viernes, 18 de Enero de 2008

La cumbre concretara un acuerdo de pesca e impulsara un laboratorio de nanotecnología

EFE ·18/01/2008 - 08:34h

EFE - Imagen de archivo del primer ministro portugués, José Sócrates (i), y el presidente español, Jose Luis Rodríguez Zapatero.

La XXIII cumbre hispano-lusa que comenzará hoy en la ciudad portuguesa de Braga servirá para impulsar un laboratorio de nanotecnología auspiciado por ambos países en esa ciudad, y para cerrar un acuerdo de pesca por el que 38 barcos de cada nacionalidad podrán faenar en Canarias, Madeira y Azores.

El Primer Ministro luso, José Sócrates y presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero comenzarán la cumbre con el descubrimiento de un monolito en el lugar en el que se ubicará este laboratorio, que se decidió poner en marcha en cumbres anteriores.

En él trabajarán doscientos investigadores cuando se encuentre a pleno rendimiento, a finales del año 2010, y estará financiando al cincuenta por ciento por España y Portugal, aunque también contará con apoyo de la Unión Europea.

Zapatero acudirá a la cumbre junto a los ministros de Asuntos Exteriores, Defensa, Fomento, Industria, Sanidad, Educación, Trabajo, Medio Ambiente, y Agricultura y Pesca.

Una representación que refleja la intensidad de la relación bilateral existente, según explicó hoy el secretario de español de Exteriores, Bernardino León, quien informó de que en el marco de la cumbre se celebrará el primer Consejo hispano-luso de Seguridad y Defensa.

En materia de pesca, los ministros del ramo de ambos países suscribirán un acuerdo que permitirá que 38 pesqueros españoles especializados en túnidos puedan desempeñar su actividad en Madeira y las Azores.

Otros tantos pesqueros portugueses podrán hacerlo en aguas del archipiélgo español de Canarias para la pesca del pez espada.

Los barcos podrán acceder hasta las doce millas de cada una de las islas respectivas, aunque los pesqueros españoles de túnidos podrán ir más allá para hacer cebo vivo.

No obstante, habrá un control de esa actividad y habrá también excepciones a esas distancias para las reservas marinas como las de las islas canarias de la Graciosa, El Hierro, La Palma y determinadas zonas del sur de Tenerife.

El acuerdo entrará en vigor el 1 de febrero y se prolongará hasta el 30 de noviembre, aunque es prorrogable por periodos anuales si así lo acuerdan ambas partes.

En la reunión de Braga se repasará el estado de los proyectos de conexión ferroviaria de alta velocidad entre España y Portugal y, en concreto, el apoyo financiero de 312,7 millones de euros que la Comisión Europea destinará al tramo Mérida-Evora para el periodo 2007-2013, y los 244 millones para el tramo Vigo-Ponte de Lima en el mismo periodo.

La cooperación en la lucha antiterrorista en cuestiones concretas como el desarrollo de los equipos conjuntos de investigación estará presente igualmente en las sesiones de la cumbre.