Archivo de Público
Lunes, 27 de Junio de 2011

Riesgo cardíaco disminuye en hombres con suficiente vitamina D

Reuters ·27/06/2011 - 14:20h

Por Amy Norton

Los hombres que consumen la cantidad de vitamina D recomendada serían menos propensos a tener un infarto o un accidente cerebrovascular (ACV) que los que consumen cantidades más bajas.

Luego de seguir a casi 119.000 adultos durante 20 años, un equipo de Estados Unidos halló que los consumidores de por lo menos 600 unidades internacionales (UI) diarias de vitamina D -la dosis recomendada- eran un 16 por ciento menos propensos a desarrollar problemas cardíacos o a tener un ACV que los que ingerían menos de 100 UI diarias.

Estos resultados fueron publicados en American Journal of Clinical Nutrition.

Los autores aseguran que esto no prueba que la vitamina D se merezca todo el reconocimiento.

"Las pruebas no son lo suficientemente sólidas como para hacer recomendaciones", dijo el investigador Qi Sun, de la Escuela de Medicina de Harvard.

Por otro lado, los beneficios se registraron casi con la dosis recomendada. El año pasado, el Instituto de Medicina de Estados Unidos aconsejó a la población general un dosis diaria de 600 UI. A los mayores de 70 años, les recomendó ingerir 800 UI.

Por lo tanto, dijo Sun, los nuevos resultados alentarían a cumplir esas guías.

Pero en cuanto a si la vitamina D reduce el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca y de sufrir un ACV, aún no existe consenso.

Según Sun, un ensayo clínico en curso podría dar algunas respuestas: pondrá a prueba si una dosis alta de vitamina D (2.000 UI diarias) reduce el riesgo de tener un infarto, un ACV y otras enfermedades crónicas.

Varios estudios en los últimos años asociaron el consumo de altos niveles de la vitamina con una reducción del riesgo de desarrollar desde diabetes hasta asma grave, enfermedad cardíaca, ciertos cánceres y depresión.

El problema con esos estudios es que fueron "observacionales" y no pueden probar una relación causa-efecto. El nuevo trabajo también fue observacional, a partir de los datos del seguimiento de dos grandes grupos de profesionales de la salud de Estados Unidos desde los años 80.

En ese tiempo se registraron 5.000 nuevos casos de enfermedad cardiovascular entre 45.000 hombres. La lista incluyó infartos, ACV o muerte por enfermedad cardiovascular.

Tras considerar varios factores -como edad, peso, ejercicio y hábitos alimentarios como el consumo de grasa- el equipo de Sun halló que los hombres que habían consumido por lo menos 600 UI de vitamina D a través de alimentos y suplementos tenían un 16 por ciento menos riesgos de tener un infarto y un ACV que los consumidores de menos de 100 UI de vitamina D por día.

En cambio, en las mujeres no se observó esa asociación y se desconoce la causa.

Una posibilidad, explicó Sun, es que las mujeres posean menos vitamina D activa circulando en sangre; la vitamina D se almacena en la grasa y las mujeres suelen tener un porcentaje de grasa corporal más alto que los hombres.

Pero el autor opinó que se necesitan más estudios para conocer si diferencias biológicas reales están detrás de los nuevos resultados. Sun recomendó cumplir las recomendaciones ya conocidas para proteger el corazón: mantener un peso saludable, hacer ejercicio, comer saludablemente y no fumar.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 8 de junio del 2011