Archivo de Público
Lunes, 27 de Junio de 2011

El brote de E. coli en Francia guardaría relación con el alemán

Reuters ·27/06/2011 - 13:27h

Por Kate Kelland

Las autoridades holandesas y británicas advirtieron a los consumidores que eviten las semillas y germinados crudos después de que científicos relacionaran un brote de la bacteria E. coli en Francia con el que causó 43 muertes en Alemania.

Expertos sanitarios británicos indicaron que era poco probable que sea una simple coincidencia que los brotes germinados hayan sido considerados como el origen posible de ambos episodios de contaminación.

Siete personas continuaban hospitalizadas en Burdeos el domingo, y una mujer de 78 años estaba grave, tras resultar infectados por la bacteria E. coli.

Las autoridades francesas señalan que al menos dos de los afectados tenían la misma variante de la infección que afectó a miles de personas en Alemania.

"Tenemos una nueva infección emergente que apenas ha sido descrita con anterioridad y ha aparecido en dos ocasiones en el mismo producto alimentario", dijo Paul Hunter, experto en E. coli y profesor de salud pública en la Universidad de East Aglia, en el Reino Unido. "No puede ser coincidencia", añadió.

El organismo británico de patrones alimentarios (FSA, por sus siglas en inglés) dijo que brotes germinados como los de alfalfa o legumbres y la alholva sólo deberían ingerirse si han sido cocinados ampliamente "al vapor". "No deberían ingerirse crudos", indicó en un comunicado.

Las primeras investigaciones sobre el brote de E. coli en Francia han sugerido una posible relación con semillas germinadas de una compañía británica, Thompson & Morgan. La firma informó que está cooperando con la investigación pero que no cree que sus semillas sean la causa del brote en Francia.

Las autoridades sanitarias alemanas han vinculado la epidemia allí con brotes contaminados de una granja de cultivos orgánicos alemana vendidos a consumidores y restaurantes para ser consumidos en ensalada.

Los últimos datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, que realiza un seguimiento de la enfermedad en la región, muestran que al menos 3.688 personas se infectaron en Alemania y en otras zonas de Europa por el mismo brote.

Alemania ha registrado 42 fallecimientos hasta ahora, y una persona murió en Suecia tras infectarse durante una visita a Alemania.

"Aunque no se ha demostrado, es casi seguro que los brotes de Francia y Alemania probablemente se contaminaron en el mismo lugar; o bien donde se cultivaron o muy poco después", dijo Hunter.

La FSA dijo que hasta la fecha no había casos de contaminación alimentaria en el Reino Unido vinculados con el brote en Francia.

El Ministerio de Salud holandés señaló que estaba alertando a la población de que no comiera alholva cruda, semillas de mostaza y otros brotes.

Nueve casos de E. coli con relación directa con el brote alemán se dieron en Holanda, pero las autoridades dijeron que hasta ahora no había ningún otro enfermo.

La bacteria E. coli crece en ambientes ricos en nutrientes, como el intestino del ser humano y las vacas antes de ser evacuado. Esta cepa, conocida como STEC O104:H4, es particularmente adherente, lo que facilita su alojamiento en hojas, semillas y otras partes de los alimentos.

Hunter, que señaló que los casos de E. coli relacionados con brotes germinados eran algo bastante habitual en Europa y América con dos o tres casos al año, dijo que los gérmenes pueden sobrevivir varios meses en las semillas antes de que germinen y son casi imposibles de detectar.

"Sé que a mucha gente le gustan los brotes germinados crudos, pero si los quieren tienen que decidir si están o no preparados para asumir el riesgo", dijo el experto.