Viernes, 18 de Enero de 2008

Los ecologistas vuelven a la carga tras la liberación de los activistas australianos

EFE ·18/01/2008 - 08:45h

EFE - Fotografía cedida por el Servicio de Aduanas de Australia que muestra al equipo de oficiales del Servicio de Aduanas de Australia preparándose para abordar el barco Oceanic Viking en el Oceano Sur.

La organización ecologista australiana Sea Shepherd retomó sus actividades de protesta, poco después de recuperar a dos de sus activistas retenidos desde el pasado martes por un ballenero japonés.

"Nos pusimos a perseguirles, desde la zodiac y desde el barco para intentar que se les atascara la hélice", explicó a la radio ABC Carly McDermott desde el buque "Steve Irwin".

Giles Lane, británico de 35 años, y el australiano Benjamin Potts, de 28, viajaban en ese buque cuando subieron a bordo del pesquero nipón "Yashin Maru 2" para entregar una carta en la que les informaron de que la captura de ballenas es ilegal en la zona.

Alegan que fueron retenidos en contra de su voluntad, aunque la tripulación del ballenero sostiene que fueron abandonados allí por el "Steve Irwin".