Archivo de Público
Lunes, 27 de Junio de 2011

Francia prohíbe semillas británicas por susto E.coli

Reuters ·27/06/2011 - 12:26h

Por Sophie Louet

Al menos dos personas que padecen la bacteria E.coli en la ciudad francesa de Burdeos tienen la misma cepa que ha causado decenas de muertos en Alemania, informaron las autoridades galas, que detuvieron las ventas de semillas de verdura de una firma británica.

La empresa Thompson & Morgan, con sede en la ciudad británica de Ipswich, dijo el sábado que no cree que sus semillas fueran causantes del brote.

En tanto, un miembro británico del Parlamento Europeo sostuvo que las autoridades francesas deben tener cuidado de no dañar a empresas por buscar culpables precipitadamente.

Autoridades francesas dijeron que seis de los hospitalizados en Burdeos se sabe que comieron estos productos durante una feria en un centro de ocio el 8 de junio en Begles, un barrio de Burdeos.

El alcalde de la localidad, Noel Mamere, dijo a Reuters que las semillas habían sido compradas en una tienda local, cuyas reservas fueron posteriormente decomisadas. El Ministerio francés de Comercio dijo que las semillas fueron suministradas por Thompson & Morgan.

A la espera de los resultados de los análisis, el Gobierno dijo que ordenó a las tiendas suspender la venta de semillas de fenogreco, mostaza y rúcula.

"El vínculo entre los síntomas y el consumo de estas semillas no ha sido establecido totalmente", dijo el ministerio en un comunicado emitido el viernes.

"Según la información en poder del DGCCRF (la autoridad de consumo), el suministrador es la compañía británica Thompson & Morgan, con sede en Ipswich", agregó.

Mientras se esperan los resultados de los análisis, el Gobierno dio instrucciones al DGCCRF "para pedir a los vendedores de semillas de fenogreco, mostaza y rúcula que procedan de Thompson & Morgan que suspendan la venta de estos productos sin demora".

Diez casos de E.coli han sido detectados en Burdeos y siete seguían hospitalizados el viernes, dijo el médico Joao Simoes, que encabeza la agencia de salud regional.

El funcionario regional de salud Patrick Rolland dijo a los periodistas que las pruebas iniciales mostraban que dos de los pacientes tenían una cepa de E.coli idéntica a la que causó casi 40 muertes, en su mayoría en Alemania.

Las autoridades sanitarias alemanas han vinculado la epidemia a unos brotes germinados de una granja orgánica que vendía sus productos para ensaladas a consumidores y restaurantes.

Las investigaciones hechas por Alemania han sido cuestionadas por culpar precipitadamente de la epidemia a los pepinos españoles, comentarios que más tarde fueron retirados, pero sólo después de que se produjo una caída en las ventas.

Richard Howitt, miembro del Parlamento Europeo por el este de Inglaterra, que incluye Ipswich, donde se ubica la sede de la firma británica cuestionada, advirtió sobre la posibilidad de cometer el mismo error.

"Debemos ser muy claros y aprender de las lecciones provocadas por la torpeza y la mala gestión de los alemanes en sus propias investigaciones", dijo a la cadena de televisión Sky News.