Viernes, 18 de Enero de 2008

El Gobierno no prevé dificultades financieras en el sector inmobiliario

EFE ·18/01/2008 - 00:42h

EFE - El secretario de Estado de Economía, David Vegara.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, afirmó hoy en Londres que el Gobierno no prevé que se vaya a producir una crisis financiera entre las inmobiliarias españolas como consecuencia de la ralentización del sector y de la crisis crediticia que estalló en agosto pasado.

Durante una presentación de la estrategia española de emisión de deuda pública para 2008, a la que también asistió la directora general del Tesoro, Soledad Núñez, Vegara declaró que el Ejecutivo no tiene ningún plan concreto para hacer frente a una hipotética crisis e indicó que no espera que ninguna compañía tenga problemas.

El secretario de Estado señaló que se ha reunido en los últimos meses con las inmobiliarias, pero negó que en estos encuentros se abordara ningún plan para el sector.

En cuanto a una derivación hacia el sector bancario español de una hipotética crisis financiera entre las inmobiliarias, Vegara se refirió a la fortaleza de los bancos españoles como consecuencia de su gran capitalización, de su rentabilidad, de su eficiencia y de la supervisión del Banco de España.

Vegara indicó que la evolución futura de los precios de la vivienda dependerá de muchos factores, como el sentimiento del mercado o los tipos de interés.

En los últimos años, dijo, el sector ha experimentado un crecimiento porque ha habido demanda suficiente.

Asimismo, aseguró que a España no le ha afectado la crisis de las "subprime" (hipotecas basura).

En su presentación, Núñez explicó que la previsión de emisión de deuda pública durante este año asciende a 28.800 millones de euros, frente a los 24.900 millones de 2007, de los que 16.700 corresponderán a Obligaciones del Estado; 11.100 millones, a Bonos a tres y cinco años; 1.3000 millones, a Letras, y, dependiendo de las necesidades financieras, otros 1.000 millones a divisas extranjeras.

La previsión de cancelación de deuda durante 2008 es de 29.300 millones de euros, por lo que la secretaria general del Tesoro indicó que espera que el total de la deuda pendiente se sitúe al acabar el año en 307.000 millones de euros (308.000 millones al final de 2007), por lo que se lograría rebajar su cifra por tercer año consecutivo.