Jueves, 17 de Enero de 2008

El Solitario se declara inocente y acusa a una red internacional contra el capitalismo

EFE ·17/01/2008 - 13:25h

EFE - Jaime Jiménez Arbe (i), "El Solitario", esposado y rodeado de unas fuertes medidas de seguridad a su llegada al Juzgado de Instrucción número 3 de Tudela para declarar en relación al asesinato de dos guardias civiles en Castejón en junio de 2004.

Jaime Jiménez Arbe, El Solitario, ha negado hoy durante su declaración en el Juzgado de Tudela (Navarra) haber matado a los dos guardias civiles en junio de 2004 en Castejón, y ha apuntado a una "red internacional de atracadores contra el capitalismo" como la autora de los mismos.

El Solitario ha permanecido durante más de dos horas en el Juzgado, donde ha contestado a todas las preguntas de las partes personadas, tras lo que el juez ha decidido realizarle una prueba de ADN y una prueba caligráfica y ha decretado su prisión provisional comunicada.

La presencia de Jiménez Arbe en Tudela ha estado rodeada de una enorme expectación y se ha desarrollado en medio de fuertes medidas de seguridad después de ser recibido con insultos por vecinos de esta localidad navarra, donde se puso en marcha un dispositivo de seguridad en el que han participado la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Policía Foral y la Policía Municipal.

Procedente de la prisión zaragozana de Zuera, donde permanecerá durante los dos meses que está previsto que dure la instrucción del caso, el famoso delincuente llegó sobre las 14.20 horas al Juzgado de Tudela esposado y, al igual que a su salida, sin hacer ninguna declaración a los periodistas de más de treinta medios de comunicación de toda España.

Durante su comparecencia judicial, que duró dos horas y cuarto, El Solitario fue informado de los delitos que se le imputan: dos delitos de asesinato, un atentado contra la autoridad y tenencia ilícita de armas prohibidas de guerra, según ha apuntado el fiscal jefe de Navarra, Javier Muñoz.

Muñoz estuvo presente en la declaración junto con el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tudela, Oscar Ortega; el abogado de la defensa, Marcos García Montes; y el abogado de la acusación particular en nombre de la familia de las víctimas, José Aguilar.

José Aguilar ha subrayado que Jiménez Arbe ha realizado un relato de los hechos "inconsistente", ya que "ha contado que pertenecía a una organización internacional de atracadores contra el capitalismo", y que uno de ellos fue el que disparó contra los agentes.

Según el abogado, El Solitario "se ha inventado una historia" con el propósito de exculparse, y ha añadido que el acusado ha asegurado que dará el nombre del asesino "sólo" a la familia de los agentes fallecidos, una versión que a su juicio "es totalmente contraria a la realidad".

El letrado ha explicado además que El Solitario ha dicho que el día del crimen se encontraba en Zaragoza a las siete de la tarde y que estaba esperando que gente de la organización le llevaran un vehículo, un relato que el letrado ha calificado de "muy fantasioso".

Al respecto, según ha agregado José Aguilar, Jiménez Arbe ha dicho que la gente de la citada organización, de la que no ha dado su nombre, es una gente "muy peligrosa" y que su vida corre peligro, motivo por el que ha decidido decir el nombre del asesino a la familia de los guardias civiles, "porque cree que se lo debe".

También ha insistido en que "la organización, por su ideología contra el capitalismo, se dedicaba a atracar bancos".

Por su parte, su abogado, Marcos García Montes, ha asegurado que el acusado ha estado "muy tranquilo, correcto", y que ha reconocido unos libros y unas fotografías de su puño y letra así como el arma.

Según García Montes, el procesado ha dicho también que la organización traía a España camiones, coches y armas para atracar los bancos "pero todo por la ideología que tiene la red contra el capitalismo".

Asimismo, ha comentado que se ha anunciado al imputado que se le va a hacer una prueba psicóloga forense, previsiblemente durante los dos meses que tiene que permanecer en la prisión de Zuera (Zaragoza) antes de volver de nuevo a Portugal.

"Ha estado muy tranquilo, es una persona que tiene las ideas muy claras y una ideología muy especial. Y lo que está claro es que tiene un especial resentimiento contra el capitalismo", ha concluido García Montes.