Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Moratinos no invitará a los disidentes a la fiesta de la Hispanidad en Cuba

Tampoco pudieron asistir en los dos últimos años. El Gobierno pretende así conservar el diálogo abierto con el régimen castrista.

EFE ·03/10/2007 - 17:34h

Las Damas de Blanco, esposas y familiares de opositores encarcelados, en una marcha por las calles del Centro Habana el pasado 24 de septiembre de 2007. /EFE

El Gobierno español no invitará a los disidentes del régimen castrista a la fiesta del próximo 12 de Octubre en la Embajada en La Habana.  El Ejecutivo ya actuó de esta forma el año pasado, con el objetivo de no interferir en el diálogo abierto con el régimen castrista. Moratinos respondió así en la sesión de control en el Congreso al secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, quien le preguntó si el Gobierno iba a rectificar la medida aplicada en los últimos dos años.

El ministro recordó que la invitación a los opositores a las fiestas nacionales fue una de las medidas acordadas por la UE en junio de 2003 en protesta por las condenas a 75 disidentes y la ejecución de tres secuestradores, pero quedó suspendida en enero de 2005. Según Moratinos, ahora hay una etapa de diálogo con el régimen cubano abierta por España el pasado mes de abril a la que se ha sumado la UE.

El ministro expresó su satisfacción por los resultados que está reportando esta estrategia, que incluye la reanudación de los proyectos de cooperación. "Tenemos éxitos en el diálogo político y sobre Derechos Humanos y resultados concretos: los presos políticos salen a la calle, tenemos capacidad de interlocución y estamos promoviendo los intereses de nuestro país", comentó. 

Acusaciones de "doble moral" 

Moragas acusó a Moratinos de "marginar" a los disidentes y aplicarles una "doble moral". "Si las 'Damas de Blanco' fuesen vestidas con túnica de color azafrán y en lugar de ser mujeres de presos políticos fuesen monjes budistas, ¿serían más sensibles al dolor de esas mujeres?", se preguntó Moragas. El diputado del PP criticó que el Gobierno haya restablecido la colaboración humanitaria con Cuba sin vincularla al respeto a los derechos humanos.

Para Moragas, esta cooperación "para lo único que sirve es para alimentar el aparato represor de la dictadura y manchar el buen nombre de la democracia española". En el turno de réplica del ministro, Moragas exhibió desde su escaño un pequeño cartel con un dibujo de una persona tirando a la papelera la figura del Ché Guevara bajo la frase "Libertad para Cuba".

Como prólogo a este debate, la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso aprobó hoy una proposición no de ley del PSOE a favor de continuar el diálogo tanto con el régimen castrista como con los grupos opositores. El PSOE contó con el apoyo de ERC y PNV para sacar adelante su iniciativa, en la que se emplaza al Gobierno a mantener un diálogo "permanente, fluido y constructivo" con el Ejecutivo cubano "sobre todos los temas y, en especial, en materia de Derechos Humanos".

En la misma sesión, se rechazó una proposición no de ley del PP en la que se demandaba al Ejecutivo entablar contactos con los disidentes en sus visitas a la isla, invitarles a la recepción del 12 de Octubre y denunciar la pena de muerte en Cuba, entre otras medidas.