Jueves, 17 de Enero de 2008

Un hombre mata a su pareja y a un hijo de ella en Alcalá de Henares

EFE ·17/01/2008 - 20:45h

EFE - Manifestación en la Puerta del Sol de Madrid en el Día Mundial contra la Violencia Machista, que hoy se ha cobrado la vida de una nueva víctima y de su hijo.

Yolanda Becerra, de 44 años y nacionalidad española, y su hijo de 11 años, murieron hoy a manos de la pareja de ella en el domicilio que compartían en el municipio madrileño de Alcalá de Henares.

El supuesto agresor, Lázaro Daniel A.A., de 33 años y origen cubano, confesó poco después en comisaría y quedó detenido, informó a Efe la Jefatura Superior de Policía.

El detenido, sobre el que no hay constancia de que hubiera denuncias de malos tratos ni que pesara sobre él una orden de alejamiento, ya había sido detenido en cuatro ocasiones por agresión sexual, lesiones, atentado a agentes de la autoridad, amenazas, resistencia y desobediencia, añadieron las mismas fuentes.

Sobre las 18.05 Lázaro Daniel acudió a la comisaría de Alcalá y confesó que "había dejado herida a su pareja en su domicilio", sito en el número 9 de la calle Dulcinea de la localidad madrileña, informó a Efe la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los agentes detuvieron al supuesto homicida mientras varios coches patrulla se dirigían a la vivienda indicada, cuyo acceso tuvo que ser facilitado por los bomberos al encontrarse la puerta cerrada.

Cuando entraron en la vivienda los agentes hallaron a la mujer y a su hijo fallecidos, por lo que los médicos del servicio de urgencias de la Comunidad de Madrid (Summa-112) no pudieron hacer nada para salvar sus vidas.

La mujer presentaba una herida incisa en el abdomen que le provocó salida de masa intestinal, mientras que el pequeño, en una primera inspección ocular, no tenía signos externos de violencia, según precisó a Efe un portavoz de Emergencias 112.

Vecinos de las víctimas indicaron a Efe que la pareja llevaba viviendo en el citado piso desde hace unos dos años y que la mujer tenía otro hijo de 22 años fruto de una relación anterior que vive en el piso contiguo.

Un conductor aseguró a Efe que cuando aparcaba su coche oyó a un chico pedir auxilio desde la terraza donde vivían las víctimas.

La mujer trabajaba cuidando ancianos en los servicios de ayuda a domicilio del Ayuntamiento, mientras que el supuesto homicida, que decía que era músico, no tenía empleo conocido, según explicó Francisco León, ex pareja de la víctima, con la que convivió durante siete años.

Aunque no era el padre biológico del pequeño, Francisco se llevaba bien con su ex pareja y solía acompañar al niño al colegio.

Éste añadió que Lázaro Daniel era una persona rara y celosa.