Jueves, 17 de Enero de 2008

Desarticulan una banda que extorsionaba a empresarios en nombre de ETA

EFE ·17/01/2008 - 23:10h

EFE - Reproducción de una de las cartas de extorsión que la organización terrorista ETA envia a los empresarios vascos. Hoy en Madrid ha sido desarticulada una banda que chantajeaba a empresarios en nombre de ETA.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una banda que presuntamente extorsionaba a empresarios en nombre de ETA y ha detenido a cinco personas, informó hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.

Las cinco personas detenidas, cuyas edades oscilan entre los 22 y 32 años son J.G.V., de nacionalidad española, M.A.D.O.S. y M.P.M.R., de nacionalidad brasileña y los dominicanos M.T.F.R. y H.P.P.C..

El pasado 7 de enero tres empresarios denunciaron ante los Mossos d'Escuadra haber recibido una carta a su nombre con los sellos de ETA fechada el día 2 de enero. Durante los siguientes días se registraron numerosas denuncias similares por todo el territorio nacional.

Las cartas, que contenían diversas amenazas personales, exigían el pago de cantidades comprendidas entre los 15.000 y 50.000 euros, así como las instrucciones para pagar la cantidad solicitada y un numero de teléfono móvil, con el que debía contactar el empresario.

Si en un plazo de 24 horas no se recibía respuesta por parte del empresario extorsionado, la carta señalaba que se haría "acreedor de las medidas que ETA decida aplicar sobre usted, sus bienes y familiares, convirtiéndose en objetivo operativo de nuestro brazo armado".

Las autoridades descartaron la implicación de ETA desde el comienzo de la investigación porque las cartas presentaban notables diferencias con las que suele enviar la banda terrorista.

El pasado 15 de enero se pactó una entrega de dinero en el centro de Madrid, después de que efectivos del grupo de investigación negociasen en nombre de dos empresas que se prestaron a la colaboración. En esta ocasión, el GEO detuvo a dos ciudadanos brasileños que acudieron a cobrar el dinero.

Tras el arresto de los brasileños, se logró identificar a un hombre dedicado a la importación de productos electrónicos procedentes de China y con domicilio en la República Dominicana, que fue localizado por los agentes y detenido junto a otras dos empleadas, en Madrid.

En los registros realizados en los inmuebles propiedad del último uno de los detenidos se han incautado el teléfono utilizado para comunicar con las empresas, así como distinto material informático, sellos y cartas y una lista de empresas con teléfonos y direcciones, entre las que figuran las empresas extorsionadas.

Hasta el momento ninguna evidencia indica pertenencia o colaboración con banda armada por parte de los detenidos, aunque la investigación continúa abierta, señala la nota remitida por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.