Archivo de Público
Viernes, 24 de Junio de 2011

La Vitrina de Bob Pop

BOP POP ·24/06/2011 - 09:27h

Hoy se ponen en marcha las conmemoraciones por el segundo aniversario de la muerte de Michael Jackson el pasado 25 de junio de 2009. A falta de eventos oficiales, los fieles fans del artista ya se han encargado de hacer colecta a través de internet para llenar de flores su mausoleo en el cementerio de Forest Lawn de Glendale, en Los Ángeles. Además, su hermano Jermaine ofrecerá esta noche un concierto en Toronto para homenajearle. Hasta aquí, todo normal. O no. Los más sensibles pueden recordar al rey del pop en un vuelo de 30 minutos que ofrece la compañía Channel Island Helicopters sobre Neverland. Previo pago de 122 euros por persona. Si los recursos del fan acongojado son superiores, puede pujar por la peluca que se puso Jackson para la rueda de prensa de presentación de sus conciertos This Is It en Londres, valorada entre 2.800 y 4.200 euros. Y si el sentimiento de abandono es aún mayor, la chaqueta roja de Thriller sólo vale entre 140.000 y 280.000 euros.


Se une a Leonardo Dicaprio para protagonizar el western Django Unchained, que promete Tarantino para el año que viene. Foxx, ganador de un Oscar, pasó por encima de actores como Idris Elba, Terrence Howard y Chris Tucker para conseguir el papel en este esperado proyecto. Pero eso sí, una vez que Will Smith ya lo había rechazado.


Esta noche, los malagueños pueden tener la oportunidad de mejorar el género humano. Es muy fácil, sólo tienen que acercarse al concierto que Ricky Martin ofrece en su ciudad. Según ha comentado el puertorriqueño en una entrevista, todo el que le ve en directo "se siente mejor persona". La gira que le trae a España (Málaga, Murcia, Madrid y Barcelona) va a dejar muchos santos por nuestro país. Mientras, él sigue vendiendo el espectáculo: "Todo el vestuario fue exclusivamente diseñado por Armani, y él no entraría si hubiese algo fuera de lugar". Entonces, sí que no me lo pierdo.


Mario Casas no es el primero, ni será el último. Los famosos regalan de vez en cuando a sus followers /fans/me-muero-por-sus-huesos un ratito de sus vidas usando la twitcam. De un tiro dos pájaros: cotilleo y ego. Suele ser el regalo por conseguir retos como 120.000 seguidores.