Jueves, 17 de Enero de 2008

Multa a un miembro de la expedición del Odyssey

Es una historia de piratas. Ernesto Tapanes, un submarinista que participó en la expedición de la empresa estadounidense Odyssey en la que se encontró un tesoro valorado en más de 350 millones de euros dentro de un buque español hundido cerca de Gibraltar, ha sido multado por uso de información privilegiada para enriquecerse en bolsa con la noticia del hallazgo.

PÚBLICO.ES ·17/01/2008 - 21:24h

Tapanes, un ciudadano canadiense, pagará 216.000 dólares tras haber sido acusado de fradue por la SEC, el supervisor de los mercados de valores en Estados Unidos. Tras participar en la expedición que encontró los restos del buque español, Tapanes se comprometió, al igual que el resto de miembros, a no utilizar la información para su beneficio hasta que se hiciera público el hallazgo.

Sin embargo, Tapanes compró 42.000 acciones de Odyssey Marine Exploration Inc antes de que se hiciera público el descubrimiento del tesoro. El día del anuncio, los títulos de la compañía se revalorizaron un 81% y siguieron subiendo durante varios días.  Los beneficios de Tapanes superaron los 100.000 dólares.

El hallazgo de la empresa de cazatesoros ha sido polémico desde el primer día. El Gobierno español asegura que los restos del buque estaban en aguas españolas y un juez ha obligado a la empresa a informar sobre el lugar exacto en el que se encontró el tesoro.