Viernes, 18 de Enero de 2008

"El Madrid de Schuster está jugando mucho mejor que el de Capello"

Desde que subió al primer equipo, no ha perdido jamás contra el Atlético en partido oficial, pero no se fía de la estadística. Este Atlético le encanta y también este Madrid 

JOSÉ MIGUELEZ ·18/01/2008 - 01:28h

Iker, pensativo en un momento de la entrevista. NAVARRETE

El futbolista más determinante de la temporada. El mejor portero del mundo. Las paradas que aúpan al Madrid a lo más alto del liderato. Míster Increíble. Iker Casillas, ya con 26 años, vive en permanente compañía de elogios. Y apenas se le nota. Luce una naturalidad que desespera, una modestia muy creíble. No es de este mundo. O no lo parece. 

Llega el Atlético y a usted le sobreviene una gastroenteritis...
Soy normal y corriente. Y puedo tener problemas gástricos. Desde luego, no es que tenga miedo ni nada de eso.

¿Ni al Kun y Forlán?
No, pero son muy buenos. Agüero empieza a madurar, a ser el que todos quieren. A Forlán, le conocemos hace más tiempo. Cualquier entrenador lo querría.

¿Hay que prepararse de manera diferente ante sus tiros?
Sí. Cuantas más veces te has enfrentado a quien te ha metido goles, como Forlán, tienes más cuidado en cuanto le llega el balón. Forlán es muy completo. Tiene un buen tiro. No se piensa dos veces chutar. Te dispara en cualquier momento.

"Al Kun no hay que creerle al armar la pierna, te engaña; a Forlán, sí, porque tira a la mínima" 

Agüero es muy pícaro, muy rápido, muy hábil. Son diferentes, pero se complementan. Puede que a Agüero no haya que hacerle tanto caso cuando arma la pierna, porque te engaña, y que con Forlán, en cuanto la arma, hay que estar atento al trallazo. Tira a la mínima.

¿Está preparado para la vaselina de Agüero de cada derbi?
Es verdad. Siempre tiene una. Una vez se fue fuera y otra, la paré. Mejor que no tenga otra oportunidad.

¿El Atlético es sólo su delantera?
No. El Atlético es un bloque muy compacto. Lo ha llevado muy bien encaminado Aguirre. Como siempre, al principio, se dudaba del entrenador y, a día de hoy, ¿qué pasa, es un fenómeno? Todo tiene que tener un arranque, un periodo de paciencia para que encajen las piezas... El Atlético es un equipo muy compacto, un bloque y una plantilla muy parecida a la nuestra. Muy compensados.

¿No me dirá ahora que para usted Aguirre es un fenómeno?
Para mí, sí. Le conozco como persona y a lo mejor eso ayuda, porque es encantador. Pero como entrenador lo está demostrando. Lleva otra vez al Atlético arriba, peleando por los puestos en los que está, incluso con críticas en las cuatro primeras jornadas... ¡El fútbol es tan cambiante y tan falso!

¿Qué Atlético le gusta más, el alocado de los 4-3 del principio o el de la puerta a cero de ahora?
Los dos. El del fútbol de no bajar los brazos aunque te remonten. Y el de marcar un gol y saber defenderlo.
Este Atlético tiene mucho gol. Se acabó lo de los últimos años.
Sí. Pero se mezcla su gol con que nosotros encajamos muy pocos.

Bueno, pero es por su culpa.
No, no. Hay momentos en que el equipo sufre y la parte de atrás se siente arropada por la de adelante. Hay días que se te cruzan los planetas y el sol, te llegan cuarenta veces y la defensa no está tan bien. Pero la mayoría de las veces los defensas del Madrid han estado perfectos.

Cuando a usted le rematan tanto, es que no son tan perfectos.
Es que contra el Madrid todo el mundo quiere jugar y jugar bien. Cuando el Almería o el Valladolid ven que viene el Madrid, se ponen que no veas.

Y más veces tiemblan de miedo.
No tanto. A lo mejor, más en casa. Sí, en el Bernabéu, sólo nos ha llegado mucho el Zaragoza. ¿Un partido de diez? Tampoco es mal porcentaje. El equipo no ha sufrido tanto.

"Nosotros, para algunos, jugamos mal; ¿entonces, cómo está jugando el Barça?"

¿Usted está más cómodo este año, con la defensa más alejada, o el pasado, con la zaga más cerca?
Lo ve. El año pasado, nos llegaban mucho a puerta y la defensa estaba más atrás. Este año, juega más adelante y el equipo tiene riesgos, pero está más sólido.

¿La prueba de que el equipo defiende mejor es que usted se cabrea menos? ¿O es que algún compañero le dijo que no pusiera esas caras?
Eran cuatro años sin ganar nada... La impotencia era grande. Pero a mí lo que diga un compañero me da exactamente igual. Era mi problema. Pero me llegó mi madre, me dijo un día "No pongas esas caras" y pensé: voy a hacerla caso. O a intentarlo. Pero es verdad que cuesta. Porque cuando me meten un gol, me fastidia. Al que se lo meten, es al portero, no a los defensas. Yo no echo la culpa a nadie. Me cabreo, balbuceo, juro en hebreo. Pero no digo, "Oye, Fabio, la culpa es tuya", "Oye, Sergio, la culpa es tuya". Es mi manera de desahogarme.

El Madrid ha batido todos los registros de números, pero juega mal. ¿Le molesta esa sentencia?
Firmo jugar tan horroroso como dicen algunos y ser campeones. El Madrid no está jugando mal. El Madrid de Schuster está jugando mucho mejor que el del año pasado.

Pero sin la excelencia prometida.
Los resultados mandan, somos líderes. Un ejemplo, salvando distancias: el Getafe encanta cómo juega y está ahí abajo metido. Nosotros sólo jugamos más o menos, para algunos mal, y estamos arriba. Además, ¿cómo está jugando el Barça? Buscamos la excelencia, pero hay que ir poco a poco.

¿A Torres acabó por sacarle de quicio?

Hasta que no le marcó un gol, no se fue. Bueno, me marcó sólo uno. Se pudo ir a Inglaterra bastante contento.

¿Que ya no esté es una ventaja o un problema para usted?
Torres tomó la decisión perfecta en el momento adecuado. A él le venía muy bien y lo está demostrando. Y al Atlético, también. No tiene tanta dependencia. Ahora, es un bloque. Muchos jugadores por encima de una sola individualidad. Como nosotros.

¿Le gusta más entonces este Atlético que el de Torres?
No es eso. Hay que matizar. Me gusta más este equipo. Pero Torres en este equipo sería igual de válido. Incluso sería mejor el Atlético.
¿Lo ve? Luego lo de la dependencia nociva de Torres es literatura.
Quizás sí. Torres es grandísimo.

¿El derbi es tan especial para ustedes como para ellos?
Sí, para seguir con la ventaja que tenemos. Vamos líderes y tal, pero como es un derbi y juegan en casa, le puedes dar un poco de favoritos a ellos. Vamos a por los tres puntos. Pero todo lo que sea puntuar fuera, bienvenido sea. Y más ante el Atlético.

Me refería que para ellos ganar al Madrid lo lo es todo.
Para nosotros, también es especial.

¿Viene bien que una gripe demuestre que tras el superhéroe, hay un hombre vulnerable?
Es que no he venido en una nave galáctica y me he estrellado contra la tierra. Ni me ha picado una araña, ni tengo superpoderes.
Pues a veces, debajo de la portería, lo parece.
¿Sí? Pues nada. A partir de ahora, en vez de jugar al fútbol, me voy a dedicar a salvar el mundo.

Un poco sí se ha puesto a ello. ¿El viaje a Sierra Leona le marcó?
Bueno, sí. Es que no cuesta tanto. Si eres conocido y captas la atención de los demás para recaudar fondos para quien de verdad lo necesita, hay que entregarse. Sí, hay un antes y un después de ese viaje. Lo que vi... Con poco, podemos hacer mucho.

¿Su modestia, su naturalidad ante los elogios son una pose?
Si fuera pose, y llevó así ocho años, me habrían pillado. No se puede estar engañando a la gente de esta manera. Me habrían dado el Oscar. Soy así. Tengo mis ratos mejores o peores, pero el noventa por ciento de las veces me sale así. No es forzado.

Pues nada, no diremos que es el mejor portero del mundo.
Es que no existe. Puede existir el que esté en mejor racha. Pero no el mejor

Pues cuando Florentino decía que el mejor era Buffon, bien que le picaba. ¿En qué quedamos?
Posiblemente, lo fuera, es su opinión. Pero la opinión de Florentino Pérez no es la misma que la mía. Para mí, no hay mejor jugador del mundo. Lo tengo muy claro. Un ejemplo: Cristiano Ronaldo pasa por un momento muy bueno, y ahora posiblemente sea el mejor del mundo. A lo mejor, dentro de un mes y medio, empieza a perder y no marca goles, y el mejor es Rooney.

"Si lo mío fuera pose, ya me habrían pillado y tendría un Oscar; soy natural, no es forzado"


¿Cristiano mejor que el Kun?

Ahora mismo, sí. Cristiano lleva una trayectoria bastante buena. El Kun ha empezado hace un rato, dos años. Pero su trayectoria no es mala.

"No soy galáctico, soy de Móstoles". Desarrolle esa frase.
Es un poco romper el tópico al que nos acostumbraron. Galáctico para aquí y para allá. A mí, no me gusta.

Pero los anuncios que van a su lado bien que le gustan.
¿Cómo?

Que la herencia de los galácticos se la ha quedado usted.
¿Y eso es ser galáctico? ¿Por hacer un anuncio eres galáctico? No tiene nada que ver. Haces un anuncio porque te lo proponen. Yo me lo paso bien. Me meto en el papel, aunque sea complicado. Al principio, me costaba más. Son cosas que recordaré cuando no sea futbolista y que por eso debo disfrutar. Gracias al fútbol, haces un anuncio, un cameo en una serie... ¿Eso es ser galáctico? No.

¿Le molesta algo del fútbol? Todo lo lleva con tanta normalidad...
Lo que me molesta es la mentira, lo que hay por detrás, los intereses de uno y de otro. Pero, bueno, no me voy a meter ahora en eso. Supongo que como en todos los lados.

¿Cuál cree que es su principal virtud como portero?
La tranquilidad. No ponerme nervioso nunca, lo haga bien o mal. Que no me afecten ni mis aciertos ni mis fallos. Los reflejos, el salto...

¿Y sus defectos, los de siempre?
Cuando tenía 21 años y me veníais con el cuento de los balones aéreos, ya dije que lo ganaría con el tiempo. Y así ha sido. Y lo del juego de pies... Bueno, el portero no tiene que jugar con los pies. Es mi opinión. Sólo para despejar el balón. Y en vez de a 60 metros, lo dejo a 45. Tampoco pasa nada por 15 metros arriba o abajo.

 ¿Hasta dónde puede condicionar su trabajo el entrenador?
En nada. Un poco en el saque. Tengo la consigna de, si puedo, dársela con la mano a un compañero; y si no, lanzarla arriba. De seis veces, cuatro hago caso al entrenador y dos decido yo. Y condiciona un poquito estar más fuera o dentro. Somos un equipo y yo también debo mantener la distancia entre líneas. Pero no cuesta, ya estoy acostumbrado. De pequeño, jugaba adelantado. Luego, más retrasado. Luego, adelantado...

¿Al sacar, echa de menos a Zidane?
Hombre, está claro. A Zizou le pegabas un melón y te hacía un control de la leche. Como Guti. Es muy preciso, al instante te hace un control o te ve un pase al hueco.

¿Depende de quién sea el jugador se la da de una forma u otra?
Sí. A Guti, por ejemplo, no se la voy a dar por alto. No va a pelearla como Van Nistelrooy o Baptista, a los que hay que dársela por arriba. A Robinho hay que dársela más en velocidad.

Munúa y Aouate... ¿Tan mal se lleva la rivalidad en la puerta?
Sí, se lleva mal. Sólo juega uno. Los demás, si no juegan de lateral derecho, lo pueden hacer en el izquierdo. Portero sólo puede jugar uno.
César y usted llevaron lo suyo...
La gente nos mete en el histórico de grescas, pero no somos como Palop y Cañizares. Yo no voy a sacar titulares contra César. Quedó entre nosotros. La convivencia era complicada, pero sin llegar a casos extremos.

Albelda, Cañete, Angulo... Más allá de la faena, no está mal que alguna vez les toque el pato a ustedes, no siempre al entrenador.
Posiblemente. Pero si tienen que pagar los jugadores y no cuentan con ellos, que hagan como con los entrenadores. Que les den todo el dinero y los dejen libres. Porque a los entrenadores no les dejan de pinta monas.

Noticias Relacionadas