Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Musharraf invita a volver a los líderes en el exilio a 3 días de la elección presidencial

EFE ·03/10/2007 - 19:26h

EFE - A sólo tres días de la votación presidencial, el general Pervez Musharraf (en la imagen) invita a volver a los líderes en el exilio. EFE

A sólo tres días de la votación presidencial, el general Pervez Musharraf ha hecho extensiva hoy al ex primer ministro Nawaz Sharif la "ordenanza de reconciliación nacional", en virtud de la cual ayer se retiraron los casos que pesaban sobre la también exiliada Benazir Bhutto.

El Gobierno de Musharraf aprobó ayer una ordenanza que permite sobreseer los cargos de corrupción contra Bhutto, aunque ahora el presidente asegura que la medida beneficia también a Sharif, que fue deportado por el régimen el pasado 10 de septiembre, horas después de aterrizar en Islamabad.

Sin embargo, la ex primera ministra negó hoy desde Londres que se le hayan retirado los cargos, y tachó el anuncio gubernamental de "campaña de desinformación".

"Son totalmente equivocadas las noticias de que han sido levantados los cargos de corrupción", aseguró Bhutto antes de una reunión de su formación, el Partido Popular de Pakistán (PPP).

Bhutto, que ha anunciado su regreso a Pakistán para el próximo 18 de octubre, niega que las negociaciones de varios meses entre él y el presidente paquistaní hayan surtido efecto.

No obstante, Musharraf reconoció hoy el papel de Estados Unidos en sus negociaciones con Bhutto para llegar a un acuerdo de poder compartido, aunque no dio más detalles.

En una entrevista con Geo TV que será emitida esta noche, y parte de la cual fue adelantada hoy en la página web del canal, el general afirmó además que el PPP de Bhutto puede jugar un papel importante en la lucha contra el terrorismo.

"Si vuelve Bhutto, también tiene que volver Sharif", aseguró a EFE una fuente diplomática en Islamabad.

Aunque Sharif fue deportado por Musharraf, el Tribunal Supremo había dictado que el ex primer ministro tenía el derecho de volver al país, lo que hace más probable su regreso, según recordó la misma fuente.

Musharraf explicó también a Geo TV que retendrá la jefatura del Ejército hasta el 15 de noviembre, fecha en que expira la legislatura, y anunció que se celebrarán elecciones generales en al menos dos meses.

También aseguró que, en caso de renovar su mandato este sábado, someterá su cargo presidencial a una moción de confianza por parte del Parlamento que salga de las elecciones legislativas.

El presidente no se escoge en Pakistán por sufragio universal, sino por un colegio electoral formado por la Asamblea Nacional y las cámaras provinciales.

Mientras, el Tribunal Supremo inició hoy el examen de dos recursos contra la candidatura de Musharraf, que ostenta también la jefatura de las Fuerzas Armadas.

El jefe del Supremo, Iftikhar Chaudhry, ordenó la formación de un panel de nueve magistrados para estudiar las peticiones presentadas este martes por dos de los rivales del general en la lucha por la presidencia.

Mahkdum Amin Fahim, candidato del PPP de Bhutto, y el juez retirado Wajihuddin Ahmed, apoyado por la comunidad de abogados, afirman en sus recursos que la candidatura de Musharraf no es válida y piden al Supremo que posponga la elección al menos hasta que se resuelva el caso.

Ambos sostienen que la Comisión Electoral debía haber impedido que Musharraf concurra a la elección debido a su condición de general y jefe de las Fuerzas Armadas, algo que, afirman, invalida su candidatura.

Critican además que la elección del nuevo presidente la realicen las cámaras salientes (la Asamblea Nacional termina su legislatura en noviembre), las mismas que en 2002 dieron a Musharraf su voto de confianza.

Fahim y Ahmed son los principales rivales de Musharraf en la elección presidencial del sábado, a la que también se presentan Faryal Talpur -una mujer- y Mohammadmian Sumro.

Estos dos últimos se presentan para cubrir a Musharraf y Fahim, respectivamente, en caso de que les surjan problemas para competir el sábado próximo.