Archivo de Público
Martes, 21 de Junio de 2011

Vida en los océanos, al borde de una extinción masiva: estudio

Reuters ·21/06/2011 - 18:21h

La vida en los océanos está en riesgo inminente de la peor oleada de extinciones en millones de años por amenazas como el cambio climático y la sobrepesca, según mostró un estudio el martes.

El tiempo se está acabando para hacer frente a peligros como el fin de los arrecifes de coral o la extensión de "zonas muertas" bajas de oxígeno, según un trabajo del Programa Internacional sobre el Estado del Océano (IPSO, por sus siglas en inglés).

"Ahora nos enfrentamos con la pérdida de especies marinas y ecosistemas enteros, como los arrecifes de coral, dentro de una sola generación", según un estudio de 27 expertos presentado ante Naciones Unidas.

"A menos que se den pasos ahora, las consecuencias de nuestras actividades tienen un gran riesgo de causar, a través de los efectos combinados del cambio climático, la sobreexplotación, la polución y la pérdida de hábitat, la próxima extinción significativa a nivel global en el océano", dijo.

Los científicos tienen datadas cinco grandes extinciones en 600 millones de años, de las cuales la más reciente es la de los dinosaurios hace 65 millones de años, aparentemente tras el choque de un asteroide. Entre otras, el período pérmico terminó abruptamente hace 250 millones de años.

"Los hallazgos son sorprendentes", dijo Alex Rogers, director científico de IPSO, en las conclusiones de un trabajo del 2011 de expertos en los océanos llevado a cabo por IPSO y la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) en la Universidad de Oxford.

El pescado es la principal fuente de proteínas para una quinta parte de la población mundial y el océano ayuda a absorber el dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero producido por las actividades humanas.

OXIGENO

Jelle Bijma, del Instituto Alfred Wegener, dijo que los océanos se enfrentan a un "trío mortal" de amenazas de temperaturas más altas, acidificación y falta de oxígeno, conocido como anoxia, que se ha registrado en varias extinciones en el pasado.

Una acumulación de dióxido de carbono, del que un comité de la ONU culpa al uso de combustibles fósiles, está calentando el planeta. Absorbido por los océanos, causa acidificación, mientras que las fugas de fertilizantes y la contaminación incrementan la anoxia.

"Desde un punto de vista geológico, las extinciones masivas se producen de la noche a la mañana, pero en el calendario humano podemos no darnos cuenta de que estamos en medio de un acontecimiento de este tipo", escribió Bijma.

El estudio dijo que la sobrepesca es lo que más fácilmente pueden controlar los gobiernos, contrarrestar el calentamiento global significa un cambio desde los combustibles fósiles a, por ejemplo, energías limpias como la eólica y la solar.

"A diferencia del cambio climático, puede ser abordada directa e inmediatamente por un cambio de políticas", dijo William Cheung, de la Universidad de East Anglia.

"Se estima que la sobrepesca representa ahora más del 60 por ciento de la extinción local y mundial de peces", escribió.