Viernes, 18 de Enero de 2008

Los países del Mediterráneo alertan sobre su fragilidad

EFE ·18/01/2008 - 08:01h

Los representantes de los 21 países mediterráneos reunidos en la XV Conferencia de las Partes del Convenio de Barcelona aprobaron ayer la Declaración de Almería, una llamada de atención sobre la necesidad de actuar para reparar la situación de "amenaza y fragilidad" que vive este mar. Así lo explicó el secretario general para el Territorio y la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Antonio Serrano, quien expresó su "satisfacción" por el "acuerdo unánime" alcanzado entre todas las delegaciones presentes en la conferencia.

La Declaración de Almería no sólo supone una advertencia sobre la "grave situación" que vive el mar Mediterráneo, sino un compromiso de todas las partes para dar un impulso a la red de Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM), en la que España está representada con nueve zonas de un total de 17, dijo Serrano. La declaración obliga además a los países a elaborar un listado de especies marinas amenazadas antes de 2011.

El documento pone de manifiesto la relación entre el cambio climático y la vulnerabilidad del Mediterráneo, y quiere servir como marco para poner en marcha planes de actuación dirigidos a frenar el impacto económico, social y ambiental de la contaminación y el previsible aumento del nivel del mar.