Jueves, 17 de Enero de 2008

Pepe espera jugar en el Calderón; la plantilla supera la eliminación copera

EFE ·17/01/2008 - 19:19h

EFE - El delantero holandés del Real Madrid, Ruud Van Nisletrooy, muestra su decepción tras perder el encuentro, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey, que jugaron contra el Mallorca en el estadio Santiago Bernabeu.

Pepe, central brasileño nacionalizado portugués del Real Madrid, apura sus opciones para jugar en el estadio Vicente Calderón y vaciar en parte la enfermería blanca, aunque no se entrenó con el grupo en el día posterior a la eliminación de Copa del Rey que no ha afectado a la plantilla.

Las caras de los jugadores del Real Madrid no eran las típicas después de una eliminación. El juego mostrado ante el Real Mallorca y el esfuerzo derrochado dejan con total tranquilidad a la plantilla. Es el pensamiento generalizado de un equipo que desde ahora se centrará en Liga y Liga de Campeones.

El día después de caer eliminados de Copa del Rey, el Real Madrid comenzó a pensar en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid. Bernd Schuster dividió a los jugadores titulares de ayer del resto. Tuvieron sesión de recuperación.

Un grupo reducido de jugadores formado por Miguel Torres, Sneijder, Higuaín, Robinho, Raúl y Van Nistelrooy, trabajó con mayor intensidad sobre el césped. Con los porteros Iker Casillas y Jordi Codina cumpliendo con un entrenamiento específico con el preparador Pedro Luis Jaro.

Más jugadores figuran en el parte médico. El último en sumarse es el argentino Javier Saviola que ayer cayó lesionado por una fuerte entrada que le provocó una doble lesión en su pierna izquierda, un esguince del ligamento lateral interno de su rodilla y esguince ligamento tibio-peroneo anterior-inferior tobillo izquierdo.

Con Saviola son siete los jugadores del Real Madrid que están lesionados, de los que tan sólo Pepe puede recuperarse para jugar ante el Atlético de Madrid.

Hoy, Robben, Balboa y Soldado se dejaron ver y realizaron carrera continua, mientras que Pepe, Heinze y Metzelder siguieron con sus procesos de recuperaciones en el gimnasio y con los fisioterapéutas.