Jueves, 17 de Enero de 2008

La dimisión del ministro de Justicia italiano pone en peligro la estabilidad del Gobierno

EFE ·17/01/2008 - 12:09h

EFE - El ministro italiano de Justicia, Clemente Mastella (2º dcha, primer plano), da una rueda de prensa en Benevento, cerca de Nápoles (Italia) hoy jueves 17 de enero.

El ministro de Justicia, Clemente Mastella, confirmó hoy la dimisión que había presentado ayer y anunció que su partido, el UDEUR, abandona la coalición de Gobierno y que "apoyarán externamente" al Ejecutivo.

"No nos podemos considerar dentro de este Gobierno. A partir de ahora lo apoyaremos desde fuera", dijo Mastella durante una rueda de prensa en la que confirmó su decisión.

Mastella agradeció que el presidente del Gobierno, Romano Prodi, rechazase su dimisión, pero aseguró que ahora su partido, que formaba parte de la coalición gubernamental, será muy "exigente" y no se aceptarán "compromisos" como antes.

Esta afirmación de Mastella pone en peligro la estabilidad del Gobierno pues aunque el democristiano UDEUR alcanzó sólo el 1,4 por ciento de los votos en las pasadas elecciones de 2006, sus tres escaños en el Senado son determinantes para mantener la mayoría.

El UDEUR ha sido uno de los aliados que más quebraderos de cabeza a dado a Prodi, y Mastella, el ministro que cada día amenazaba con abandonar la mayoría por sus continuas divergencias con sus compañeros de coalición.

Muchos de los temas que debate el Ejecutivo, como la reforma de la ley electoral o la legalización de las parejas de hecho, ya cuentan con la oposición rotunda del UDEUR.

Durante su comparecencia ante la Cámara de los diputados, Prodi explicó hoy que su Gobierno ha contado en pasado con el UDEUR y espera contar "en el futuro con su apoyo".

Asimismo, el presidente del Gobierno explicó que se hará cargo provisionalmente del Ministerio de Justicia mientras espera que Mastella reflexione sobre su decisión y regrese a su puesto en cuanto resuelva los problemas judiciales de él y su familia.

Para la oposición de centroderecha, el apoyo externo del UDEUR es una prueba de que el Gobierno de Prodi ha llegado a su fin.

"Prodi tiene que ser consciente de que la experiencia de este Gobierno ha terminado, no tanto por sus responsabilidades personales sino por el fracaso de una alianza política completamente dividida", dijo el ex presidente del Gobierno y líder de la oposición, Silvio Berlusconi.

Y desde los escaños de la Liga Norte, el ex ministro Roberto Calderoli levantó un cartel en el que se pedía "ir a las elecciones" mientras hablaba Prodi.

Mientras Mastella defendió hoy su inocencia y la de su mujer, Sandra Lonardo, que ayer recibió la orden de arresto domiciliario bajo la acusación de corrupción política, lo que desencadenó su decisión de presentar su dimisión.

Mastella rechazó las acusaciones de haber presionado al presidente de la región de Campania, Antonio Bassolino, para recomendar a uno de sus hombres de confianza para un cargo público, por las que también es investigado.

El ministro dimisionario explicó que con su decisión quiere defender su "dignidad" y "honorabilidad" y "ser un ciudadano común ante la Justicia".

"Espero que este sacrificio sirva para reconciliar política y justicia. Pues sino quien ha provocado todo esto tendrá que pagar ante Dios y ante los hombres", añadió.

El ex ministro afirmó que "tiene gran respeto por la magistratura" pero instó a los italianos a "fiarse sólo de la magistratura seria y no de ciertos jueces" y agregó que en Italia "los magistrados pueden ser capaces de mandar a casa a un Gobierno".