Jueves, 17 de Enero de 2008

Deferr asegura que es optimista siempre que le respeten las lesiones

EFE ·17/01/2008 - 19:17h

EFE - El gimnasta catalán Gervasio Deferr ha asegurado que es optimista siempre que le respeten las lesiones.

El gimnasta español Gervasio Deferr, doble campeón olímpico de salto en Sydney 2000 y Atenas 2004, se mostró hoy "optimista" ante sus posibilidades en los Juegos de Pekín 2008 "siempre y cuando" le "respeten las lesiones".

"Pekín está muy cerca ya. Yo soy optimista siempre y cuando me respeten las lesiones y si me rompo intentar recuperarme, aunque espero que no sea así", declaró Deferr durante la presentación del calendario de ADO 2008 en el que ha colaborada junto a otro grupo de deportistas olímpicos.

Deferr explicó que en breve se trasladará a Madrid "para seguir con los entrenamientos y participar en marzo en el Campeonato de España y después en mayo en el Campeonato de Europa", última prueba importante antes de la competición olímpica.

El gimnasta español explicó que su colaboración con el fotógrafo Jauma Laiguana para la creación del calendario fue toda una experiencia para él, aunque estuvo seis horas para completar la sesión fotográfico.

"Fue impresionante ver cómo montaban el escenario y cómo trabajaban las cinco personas que había. No pararon, atentos a todos los detalles y a que no me faltara de nada. Mi madre cuando vio la foto después le costó trabajo reconocerme. Está muy bien mezclar la idea de la fábrica con el trabajo y el esfuerzo", comentó Deferr a EFE.

El doble campeón olímpico de gimnasia coincidió en el acto con el boxeador José Gutiérrez Alonso (64 kilos), otro de los deportistas elegidos para ilustrar una de las páginas del almanaque, que actualmente se recupera de una intervención de desprendimiento de retina en el ojo derecho.

"Gané el campeonato de España en abril y sufrí la lesión. En febrero pasaré una revisión para ver si puedo volver a entrenarme y si es así tratar de conseguir la plaza para ir a los Juegos", explicó Gutiérrez a EFE.

El púgil español comentó que cuando vio su foto para el calendario le "costó un poco" reconocerse y que estuvo cuatro horas en el estudio para las fotografías.

"Estuve extrañado al principio aunque ellos me dieron confianza. Fue impresionante. Cuando llegué me dieron la ropa de boxeador y me empezaron a maquillar. Fueron muy profesionales. Es bonito demostrar lo que cuesta llegar ahí", añadió.