Archivo de Público
Jueves, 16 de Junio de 2011

Mayoría tumores está fuera del alcance de radiación de celulares

Reuters ·16/06/2011 - 18:14h

Por Alison McCook

Los tumores cerebrales en los usuarios de teléfonos celulares están fuera del alcance de la radiación que emiten los dispositivos, lo que sugiere que los aparatos móviles no causan cáncer.

Quienes utilizaron celulares durante más tiempo y pasaron la mayor cantidad de minutos hablando no eran más propensos a desarrollar tumores en los 5 centímetros expuestos al dispositivo, donde "se concentra el 90 por ciento de la radiación", indicó la doctora Suvi Larjavaara, de University of Tampere, Finlandia.

Estos resultados aparecen luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciara, tras revisar las pruebas científicas disponibles, que los celulares son "posibles carcinogénicos".

Aunque los resultados del estudio de Finlandia tranquilizan, Larjavaara advirtió que no son concluyentes.

El cáncer puede demorar en aparecer y sólo el 5 por ciento de los participantes en el estudio había utilizado un celular durante por lo menos 10 años, explicó el equipo en American Journal of Epidemiology.

Larjavaara reconoció que los resultados contradicen el anuncio de la OMS, que colocó a los celulares en la misma categoría del café y el cloroformo.

"Nuestras pruebas no respaldan la relación, pero obviamente sí lo hace una mayoría", dijo a Reuters Health por e-mail.

En general, las evidencias son contradictorias. El año pasado, un estudio sobre 13.000 usuarios de celulares durante 10 años no obtuvo una respuesta clara a la relación con los tumores cerebrales.

Otro estudio de febrero de este año sugirió que los celulares pueden modificar la actividad de las células cerebrales.

Actualmente, en el mundo se utilizan unos 5.000 millones de celulares.

Un problema que surge cuando se estudian los riesgos del uso de estos teléfonos es que las personas no recuerdan cuánto tiempo estuvieron usándolo.

Para superarlo, el equipo de Larjavaara analizó la ubicación de las lesiones teniendo en cuenta que un exceso de tumores cerca del lugar donde se apoyan los teléfonos marcaría una relación con estos dispositivos.

El 90 por ciento de la radiación que liberan los celulares lo absorbe el tejido cerebral ubicado en a los 5 centímetros del aparato. De modo que el equipo mapeó la ubicación exacta de 888 tumores cerebrales diagnosticados entre el 2000 y el 2004, con respecto de la ubicación del celular al hablar.

Este estudio fue uno de los artículos que incluyó la OMS en su análisis sobre los riesgos del uso del celular, junto con otros dos de la doctora Elisabeth Cardis, del Centro para la Investigación de Epidemiología Ambiental de Barcelona (CREAL) y que revisó los nuevos resultados para Reuters Health. Ese análisis será publicado el 1 de julio.

El equipo de Cardis desarrolló una fórmula para calcular la cantidad de energía que contienen los tumores y halló que los tumores en usuarios de celulares durante largo tiempo eran más frecuentes en los sitios más expuestos a los teléfonos al hablar.

El nuevo estudio, en cambio, tuvo en cuenta todo el dispositivo como la fuente de exposición, ya que muchos celulares poseen una antena integrada. Por lo tanto, midió la distancia de los tumores a cualquier punto del teléfono.

Esa definición de exposición "es exageradamente simple", dijo Cardis, porque estudios previos habían hallado que el área más expuesta suele ser alrededor de la oreja.

"Creo que hay un gran error en la clasificación de la exposición en el análisis publicado en American Journal of Epidemiology y, por lo tanto, no se pueden sacar conclusiones sobre la existencia o la ausencia de algún nivel de riesgo", concluyó la autora.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 24 de mayo del 20