Archivo de Público
Jueves, 16 de Junio de 2011

Asocian el tiempo frente a la TV con la diabetes y la mortalidad

Reuters ·16/06/2011 - 16:56h

Por Alison McCook

Las personas que pasan más horas frente a la televisión tienen más riesgo de morir o de desarrollar diabetes y enfermedad cardíaca.

"El mensaje es simple. Reducir el tiempo frente a la televisión es importante para reducir las conductas sedentarias y el riesgo de desarrollar diabetes y enfermedad cardíaca", dijo el doctor Frank Hu, de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

A diario, los estadounidenses pasan unas cinco horas mirando televisión, mientras que los australianos y algunos europeos dedican 3,5-4 horas.

Quienes se sientan frente a la televisión no solo no hacen ejercicio, sino que son propensos a ingerir alimentos poco saludables, explicó Hu.

"El sedentarismo, la mala alimentación y la obesidad generan el ambiente propicio para la aparición de la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardíaca", agregó.

Este no es el primer estudio que asocia el tiempo frente a la televisión con las enfermedades, como la hipertensión en niños obesos. Otro estudio del 2007 había hallado que los niños con sobrepeso que miran publicidades de comida tienden a duplicar el consumo de alimentos.

En el nuevo estudio, publicado en Journal of the American Medical Association, el equipo de Hu revisó investigaciones previas sobre la relación entre el tiempo de exposición a la televisión y enfermedades como diabetes tipo 2, que está relacionada con la obesidad.

El análisis incluyó ocho estudios sobre más de 200.000 personas de entre 7 y 10 años.

Por cada dos horas de televisión que los participantes miraban por día, el riesgo de desarrollar diabetes aumentaba un 20 por ciento, mientras que el de enfermedad cardíaca crecía un 15 por ciento y el de morir, un 13 por ciento.

El equipo estima que, en un grupo de 100.000 personas, reducir dos horas diarias de exposición a la televisión permitiría prevenir 176 nuevos casos de diabetes, 38 casos de enfermedad cardiovascular fatal y 104 muertes prematuras cada año.

En todos los estudios revisados, los participantes no tenían enfermedades crónicas. Pero el equipo advierte que es posible que algunos hayan tenido alguna forma indetectable de enfermedad al inicio de los estudios.

El estudio no puede probar que mirar la TV cause el aumento del riesgo de enfermedad. Tampoco identifica exactamente si mirar la televisión influye en ese riesgo.

"Las personas que pasan mucho tiempo frente a la televisión son distintas a las que miran menos televisión, en especial en cuanto a la dieta y la actividad física", dijo Hu.

"Los amantes del sillón son más propensos a tener diabetes tipo 2 y enfermedad cardíaca y, también, a morir por enfermedades crónicas", agregó.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, 15 de junio del 2011.