Jueves, 17 de Enero de 2008

Francisco Ibáñez cree que los videojuegos fomentan el miedo de los niños por la lectura

EFE ·17/01/2008 - 17:08h

EFE - El creador de Mortadelo y Filemón, Francisco Ibáñez, durante el encuentro que ha celebrado en la biblioteca valenciana con medio millar de estudiantes de primaria.

El dibujante de cómics Francisco Ibáñez ha lamentado hoy que la proliferación de videojuegos es una de las causas de la crisis del tebeo al considerar que las consolas "fomentan el miedo de los niños por la lectura".

En un encuentro ante 464 estudiantes organizado por la Biblioteca Valenciana, Ibáñez ha mostrado su "gran satisfacción" por ver que todavía hay chicos "que van detrás de un autor de cómic en un momento en que el género está bastante de baja".

El autor, en un coloquio previo con periodistas, ha señalado como una de las causas de la crisis del tebeo "la proliferación de consolas y videojuegos que fomentan el miedo de los niños por la lectura" y ha recordado que, con el cómic, "conseguimos que los niños le fueran perdiendo el miedo a las letras".

"El día de mañana, todos estos niños tendrán los ojos cuadrados, y no sé qué ocurrirá con la literatura en general dentro de 15 ó 20 años", ha puntualizado.

En cuanto al auge del cómic japonés en los últimos años, el dibujante catalán ha manifestado que en España hay ilustradores que son "verdaderos artistas, sobre todo los realistas, que podrían colgar sus viñetas en museos y a los que el manga no les llega ni a la suela de los zapatos".

Sobre su futuro, Ibáñez ha comentado que si no hubiera respuesta del público o si dejara de tener ideas para crear, cogería todo su material y "lo prendería con una cerilla".

El dibujante, que celebra este año el 50 aniversario de sus personajes Mortadelo y Filemón, afirma tener una relación de amor-odio con sus creaciones, a las que dedica "casi las 24 horas al día" y a las que odia mientras trabaja y sólo les encuentra la gracia cuando las ve publicadas.

Ha explicado a los jóvenes estudiantes su método "artesanal" de trabajo, alejado de tecnicismos y ordenadores.

"El día que un ordenador sea capaz de crear una historieta y desarrollarla, yo seré el primero en hacer cola en la tienda para comprarlo", ha ironizado Ibáñez.

Francisco Ibáñez, que publicó su primera historieta a los 6 años, comenzó a trabajar en la editorial Bruguera a los 20 años y en ella ha publicado gran parte de su obra. En 2001 fue galardonado con la Medalla de Oro a las Bellas Artes.