Archivo de Público
Martes, 14 de Junio de 2011

Afroamericanos cardíacos usan poco hospitales de calidad en EEUU

Reuters ·14/06/2011 - 15:55h

Por Amy Norton

Cuando los afroamericanos mayores tienen un infarto, un estudio efectuado en Estados Unidos sugiere que serían menos propensos que los blancos a ir a un hospital que realiza procedimientos cardíacos que salvan la vida.

Los autores señalan que los resultados explican quizás por qué los afroamericanos son menos propensos que los blancos a recibir tratamientos cardíacos según las guías.

El estudio, en el que se analizaron más de 65.000 registros de pacientes de la cobertura federal Medicare con un infarto, reveló que los afroamericanos eran un 12 por ciento menos propensos que los blancos a ir a un hospital "de alta calidad" y un 17 por ciento más propensos a optar por uno "de baja calidad".

Es más, los afroamericanos eran menos propensos que los blancos a ir a un hospital en el que se realizaban angioplastias y bypass cardíacos.

Se desconocen las causas de estos resultados, publicados en la revista Circulation. La clave podría ser los barrios en los que viven los pacientes, según la autora principal, doctora Ioana Popescu, de la University of California en Los Angeles.

Eso es porque cuando el equipo de Popescu comparó a los pacientes que tenían el mismo código postal, la diferencia étnica desapareció.

De hecho, en números brutos, en los hospitales con los mejores tratamientos para un infarto se atendió un porcentaje levemente superior de pacientes afroamericanos que de blancos (un 61 frente a un 59 por ciento).

Pero cuando los autores ajustaron el análisis estadístico para considerar que los negros vivían más cerca de los mejores hospitales, el grupo era un 13 por ciento menos propenso que los blancos a ingresar en ellos.

La barrera no sería la etnia, dijo Popescu a Reuters Health, sino el "contexto" del barrio en el que viven los pacientes, como los ingresos, la educación y el acceso general a una atención más rutinaria.

"Esto apunta realmente a la importancia de la ubicación y qué tipo de opciones poseen los pacientes en el mercado local de atención médica", dijo Popescu.

Una limitación del estudio, indicó la autora, es que no contó con información sobre cómo los pacientes llegaron al hospital (por su cuenta o en ambulancia).

El equipo le asignó un puntaje de calidad a cada hospital, según la tasa de mortalidad a 30 días y si cumplían con ciertos estándares de tratamiento del infarto, como el uso de betabloqueantes dentro de las 24 horas de ocurrido el ataque.

El 25 por ciento de los pacientes blancos recibió atención en un hospital dentro del 20 por ciento con mejor calidad de atención, comparado con el 21 por ciento de los afroamericanos.

En cambio, el 11 por ciento de los afroamericanos y el 9 por ciento de los blancos ingresaron a hospitales dentro del 20 por ciento con peor calidad de atención.

En un estudio sobre los hospitales de Estados Unidos, los afroamericanos eran un 30 por ciento menos proclives que los blancos a recibir una angioplastia dentro de las 48 horas, aun tras considerar la edad, el estado de salud general y la cobertura de salud.

FUENTE: Circulation, online 31 de mayo del 2011