Archivo de Público
Martes, 14 de Junio de 2011

La Vitrina de Bob Pop

·14/06/2011 - 08:16h

EFE - El domingo por la noche, gran gala de entrega de los premios teatrales de Broadway donde pudimos ver, entre tantos otros, a una Whoopi que parecía estar pidiendo a gritos protagonizar una nueva versión musical de Mary Poppins –pero una fiel al libro original de Pamela Lyndon Travers,no a esa ñoñez azucarada deDisney– y a Al Pacino, candidato al premio a mejor actor protagonista por su papel de Shylock en ‘El mercader de Venecia’ , quien desfiló por la alfombra roja con el cráneo rodeado por una inquietante cinta negra poco favorecedora.


Angelina y Annie Leibovitz se han ido a Camboya –donde la actriz adoptó a uno de sus hijos para después montar allí una fundación benéfica con el nombre del muchacho– para preparar esta nueva campaña de Louis Vuitton donde la Jolie luce un bolso de su colección personal y se relaja al lado de un río con los pies descalzos, probablemente encantada de saber que lo que le paguen por este posado irá a la Fundación Maddox Jolie-Pitt y a la cuenta corriente de Annie Leibovitz, que no es que esté para muchas alegrías y a quien tampoco viene nada mal la solidaridad de los Brangelina, que empiezan a caerme bien; no sé si porque me estoy ablandando con los años o por llevarle la contraria a tantos tabloides que no paran de arremeter contra ellos.


Ayer supimos que Ana Torroja será la encargada del pregón en las fiestas del Orgullo Gay de Chueca –si la mujer/mujer concejala/concejala Ana Botella no tiene inconveniente– y que Alaska hará lo propio (lo de Torroja, no lo de Botella) en el Orgullo Gay Barcelonés. También me enteré de que María del Monte ha declinado la invitación del Orgullo Gay del Sur para ser también su pregonera. Imagino que María del Monte habrá tenido buenas razones para negarse: yo creo que ella es una mujer muy humilde y no quiere verse asociada a nada que tenga que ver con el orgullo, que, además, es un pecado.


AFP - Guillermo de Inglaterra y su hermano Enrique, a la sazón príncipes de Inglaterra, participaron en un campeonato de polo en Ascot donde, no podía ser de otro modo, quedó como campeón el equipo del recién casado Guillermo, que se acercó junto con su hermano a recoger el trofeo que le entregaban al final del partido, ambos con caras de profunda inteligencia, además de orgullo y satisfacción regias. A las preguntas sobre el torneo, respondieron "El polo es así".