Jueves, 17 de Enero de 2008

Bankinter reafirma su independencia a la espera decisión Banco España

EFE ·17/01/2008 - 08:32h

EFE - Imagen de archivo de la sede de Bankinter en Madrid.

El consejero delegado de Bankinter, Jaime Echegoyen, reafirmó hoy la vocación de independencia de la entidad a la espera de que el Banco de España se pronuncie sobre la intención de Crédit Agricole y del ex presidente Jaime Botín de alcanzar el 29,9 por ciento del capital de la entidad.

Echegoyen hizo estas declaraciones en rueda de prensa en la presentación de los resultados obtenidos por el banco en 2007, cuando ganó 361,86 millones de euros netos, el 73,6 por ciento más que en 2006, un beneficio que hubiera crecido el 30,6% sin contar extraordinarios como las plusvalías de 114,8 millones procedentes de la venta a Mapfre del 50% de su negocio de seguros de vida.

"Respetamos al máximo la opinión del Banco de España" así como los análisis que haga de la situación y de las peticiones de ambas partes, "y estamos seguros de que sea cual sea la decisión que tome será la correcta", afirmó, al tiempo que se mostró "encantado" del interés que despierta el banco entre los inversores y de cómo impulsan la cotización de la acción todos estos dimes y diretes.

"Cuando todo el mundo quiere bailar con uno, será porque tiene algo atractivo" que ofrecer, explicó Echegoyen con su sorna habitual.

Tampoco quiso opinar sobre el papel que podrían jugar Caja Madrid y Société Générale en una hipotética batalla a cara de perro entre Crédit Agricole y Jaime Botín por el control de Bankinter, ya que ambas han declarado que "no se sienten caballeros blancos" de nadie con sus respectivas participaciones en el banco, del 4,87% en el primer caso y del 3% en el segundo.

Además, ambas participaciones datan de hace tiempo y tienen un carácter financiero, lo que ocurre es que se han conocido recientemente, a consecuencia de la entrada en vigor de la normativa que obliga a comunicar las participaciones en empresas cotizadas que superen el 3%, dijo.

Echegoyen dejó muy claro, en cualquier caso, que el Consejo de Administración del banco esperará al dictamen del Banco de España para decidir si da entrada o no en su seno a Crédit Agricole, puesto que una parte de su actividad comercial en España entre en clara competencia con la que realiza Bankinter.

En cuanto a la morosidad, una de las variables que más preocupan a las entidades financieras desde que se hizo evidente el cambio de ciclo, Echegoyen aseguró que están muy tranquilos, porque aunque es verdad que ha subido, la cifra total de riesgos dudosos sigue siendo muy baja, de 155,27 millones, y la tasa de mora es aún muy discreta, del 0,36%, "mejor que la media del sector".

El ratio de mora de la banca española estaba en niveles históricamente bajos, no podía bajar más, y ahora va a subir, en parte porque el menor crecimiento de la economía española hará más difícil pagar sus deudas a algunos clientes de determinados sectores, como el inmobiliario, explicó.