Jueves, 17 de Enero de 2008

Bankinter ganó 361,8 millones en 2007, un 73,6% más gracias a extraordinarios

EFE ·17/01/2008 - 08:32h

EFE - Imagen de archivo de la sede de Bankinter en Madrid.

Bankinter obtuvo un beneficio neto atribuido de 361,86 millones de euros en 2007, lo que implica un incremento del 73,6% en comparación con los 208,49 millones logrados en 2006, ganancias que hubieran crecido un 30,6% si no se tienen en cuenta los ingresos extraordinarios que se anotó en 2007.

En estos resultados, ligeramente por debajo de las previsiones de los analistas, también influyó el crecimiento de la actividad comercial del banco, que aunque fue menor que en otras ocasiones, se tradujo en un incremento del 18,7% del crédito y en un crecimiento del 18,6% de los recursos de clientes, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según explica Bankinter, son datos "especialmente meritorios" en el actual contexto de "dificultades e incertidumbres" que ha causado en los mercados la crisis de liquidez que estalló en agosto de 2007, que, a su juicio, es una crisis "de confianza" y no es fruto de las cifras macroeconómicas, aunque no cabe duda que ha impactado "en mayor o menor medida, en los resultados empresariales".

Las cuentas de Bankinter recogen las plusvalías de 114,8 millones de euros que le reportó la venta a Mapfre del 50% de su negocio de seguros de vida, y también la incorporación del 50% del negocio conjunto de consumo que gestionaba con Capital One, sin los cuales el beneficio del banco hubiera crecido el 30,6%, hasta los 272,23 millones de euros.

Al finalizar el pasado ejercicio, Bankinter gestionaba 38.774 millones de euros de sus clientes, el 18,6% más, en tanto que la inversión crediticia alcanzaba los 37.580 millones tras elevarse el 18,7%, con una tasa de morosidad del 0,36% del riesgo computable, equivalente a 155,27 millones de euros, y un índice de cobertura contra posibles impagos del 370%.

Además, la entidad tuvo que anotar en sus cuentas 75,63 millones de euros en el apartado de pérdidas por deterioro de activos, un 21,9% más que en 2006.

Bankinter mantenía su política altamente selectiva para la concesión de hipotecas, que crecieron el 14,1%, hasta los 28.000 millones, al tiempo que su exposición al crédito a promotores seguía siendo escasa, del 3,5% del total de su cartera, frente al 76,4% que concentraban las hipotecas de primera vivienda.

El margen de intermediación, que recoge la diferencia entre ingresos por créditos y gastos por depósitos e incluye los dividendos, alcanzó los 587,8 millones de euros, el 24,1% más.

Como consecuencia de la situación de los mercados, explica Bnakinter, los ingresos por operaciones financieras retrocedieron el 24,1%, hasta 74,07 millones, en tanto que la aportación de las empresas en las que Bankinter posee participación -como Línea Directa Aseguradora- se elevó el 38,9%, hasta 41,15 millones.

Con estos datos y los 244,14 millones de euros que Bankinter pudo anotarse en concepto de comisiones por venta o intermediación de productos, un 12,4% más, el margen ordinario se situó en 949,85 millones tras crecer el 15,9%.

Si a esta cantidad se le restan los costes, que ascendieron a 492,31 millones de euros, tras crecer el 20,7% por su política de expansión, entre otros motivos, se llega a un margen de explotación, el que refleja más fielmente la marcha del negocio bancario, de 457,53 millones, un 11,1% más.

La entidad logró engordar su cartera de clientes el 5,6% el año pasado, lo que significa que captó 182.000 y situó la cifra total en 745.000, fruto de su "mayor capacidad comercial", ya que cerró 2007 con un total de 619 centros -entre sucursales y especializados en pymes-, y una plantilla de 4.530 empleados, ambas cifras superando en más del 13% las correspondientes a 2006.