Jueves, 17 de Enero de 2008

La próxima generación vivirá un mundo más peligroso y menos próspero, según el Foro Mundial

EFE ·17/01/2008 - 16:08h

EFE - Miembros del ejército suizo instalan una alambrada de espino en la zona que rodea el Hotel Beldevere en Davos, Suiza, el 9 de enero pasado, donde, a partir del próximo día 23 de enero, tendrá lugar el Foro Económico Mundial .

La próxima generación vivirá en un mundo más peligroso y menos próspero económicamente, según opinan la mayoría de los encuestados en un sondeo mundial encargado por el Foro Económico Mundial y publicado hoy.

El resultado de la encuesta, efectuada por Gallup International entre 61.600 personas de 60 países a finales de 2007, muestra que se mantiene el pesimismo en torno a ambas cuestiones al igual que en la edición del año anterior.

Un 49 por ciento de los interrogados dijo que el mundo será menos seguro o mucho menos seguro, frente a sólo un 25 por ciento que cree que habrá más seguridad, y un 21 por ciento que opina que será igual.

Por regiones, Europa Occidental es la más pesimista, pues un 69 por ciento cree que la próxima generación vivirá en un mundo menos seguro, seguida de Norteamérica, donde un 62 por ciento piensa lo mismo.

Curiosamente, es en Oriente Medio, una zona donde se desarrollan muchos conflictos, donde menos gente (un 51 por ciento) cree que el mundo será menos seguro, y la proporción desciende a un 40 por ciento entre los encuestados en Irak.

Respecto a la pregunta de si habrá más o menos prosperidad económica, también se ha registrado un aumento del pesimismo frente a los resultados del año anterior, pues un 36 por ciento cree que habrá menos prosperidad (31 por ciento en 2006).

De nuevo, Europa Occidental es la región más pesimista, pues sólo un 19 por ciento piensa que el mundo será más próspero para la próxima generación, mientras un 54 por ciento cree que será menos o mucho menos próspero.

El sondeo preguntó también acerca de la opinión sobre los líderes políticos y empresariales, y aunque los segundos obtienen mejores resultados que los primeros, en ambos casos queda patente una gran falta de confianza.

Un 60 por ciento de los encuestados califica de "deshonestos" a los líderes políticos, y aquí es Latinoamérica la región que encabeza esta crítica, con un 77 por ciento de los preguntados que piensa que sus líderes no son honestos.

Un 71 por ciento de los africanos, y la misma proporción de estadounidenses, piensan que sus líderes son deshonestos, mientras los niveles son menores en Europa Occidental (50 por ciento) y Oriente Medio (48 por ciento).

Preguntados acerca de las prioridades que creen deben atender los líderes mundiales, "eliminar la pobreza" ocupó el primer lugar, con un 14 por ciento, seguida de "el crecimiento económico" (13 por ciento), "reducir las guerras" (13 por ciento) y "la guerra contra el terrorismo" (12 por ciento).

Proteger el medio ambiente es la siguiente prioridad, con un 11 por ciento, mientras que la última de una lista de 13 es "la igualdad para las mujeres", sobre la que sólo un uno por ciento cree que es importante.

Los políticos son las personas en las que menos se confía en general (sólo un 8 por ciento de los encuestados dice confiar en ellos), mientras que los profesores ocupan el primer lugar (34 por ciento), seguidos de los líderes religiosos (27 por ciento).

El sondeo se difunde poco antes de que se celebre en la ciudad alpina suiza de Davos, del 23 al 27 de enero, la 38 reunión anual del Foro Económico Mundial, la mayor cita de líderes económicos y políticos del planeta.