Jueves, 17 de Enero de 2008

Comas dice que su antecesor "no es el único responsable de la situación" del Cajasol

EFE ·17/01/2008 - 15:52h

EFE - El veterano preparador catalán Manel Comas posa con la camiseta del Cajasol, durante su presentación hoy como nuevo técnico del equipo sevillano de baloncesto.

Manel Comas dijo hoy en su presentación como nuevo técnico del Cajasol, al que llega en sustitución del argentino Rubén Magnano, que para él "es una puñalada sustituir a un compañero" y resaltó que su antecesor "no es el único responsable de la situación del equipo, es un problema de todos".

Comas, que fue destituido hace poco menos de un año en el Cajasol, agradeció "la confianza depositada" por el club sevillano y reveló que, pese a su reciente salida del club, mantiene "una buena relación con la casa, sobre todo con su presidente -Juan Carlos Ollero-".

El veterano preparador catalán aseguró que intentar salvar al Cajasol, que figura en puesto de descenso, "es un reto importante, muy ilusionante pero no es la ilusión del novato", sino que llega porque está seguro de que ve "posibilidades de salvar esto".

"Voy a dar hasta mi última gota de sangre y sapiencia para salvar esta situación. En mi currículo no puede aparecer la mancha de un descenso. Tenemos una Liga de 17 jornadas y tenemos que hacer números de 'play off'. Hay que hacer diez victorias y podemos hacerlos porque no somos una banda", afirmó.

Manel Comas entendió que "ahora mismo, lo primero es hacer un equipo, que cada uno sepa su misión, su rol en cada momento" y estimó que el conjunto sevillano debe "mejorar situaciones defensivas. Si se consigue, seguro que va a mejorar en tareas ofensivas".

Para el entrenador cajista, "cada uno tiene que saber su función, no todos pueden ser capitanes generales porque así no se puede ir a la guerra" y mostró su deseo de "recuperar a jugadores que tienen mucho que decir en este equipo. Por ejemplo, hay que hacer importante a Kakiouzis o hacer saber a Betts que es complicado superarlo en la zona".

Comas también mostró su deseo de que "la gente venga al pabellón, pero el equipo tiene que darle motivos para que vengan" y por eso pidió a sus jugadores "ilusión y entrega, que se vea reflejado en el campo el deseo de ganar".