Jueves, 17 de Enero de 2008

Una fragata de la Armada se incorpora a las labores de búsqueda de los náufragos del "Cordero"

EFE ·17/01/2008 - 09:51h

EFE - Amigos, familiares y autoriades acompañan el féretro con los restos mortales de Francisco Alboreda Rey, el marinero fallecido en el naufragio del pesquero "Cordero", durante el sepelio celebrado ayer en Porto do Son.

Una fragata de la Armada se incorporó hoy a los efectivos de búsqueda de los náufragos del "Cordero".

El jefe del Centro Zonal de Coordinación de Salvamento de Fisterra, del Ministerio de Fomento, Xaquín Maceiras; y el director general de Recursos Marinos, de la Consellería de Pesca, Antonio García Elorriaga, máximo responsable del Servicio de Guardacostas de Galicia, ofrecieron una conferencia de prensa en la localidad de Ribeira, puerto base del pesquero, sobre los pormenores de la operación que desarrollan ambas administraciones.

La situación meteorológica ha mejorado en la zona, donde se registra borrasca y temporal del SO, con vientos de fuerza 8 (unos 80 km/h), amainando a 5/6 y mar gruesa, con olas de 6 a 7 metros.

García Elorriaga explicó que se había realizado una simulación por ordenador con los datos de vientos y corrientes, que orientó la zona de búsqueda hacia el este de la Estaca de Bares.

En la zona del hundimiento se encuentran esta mañana el buque polivalente "Don Inda", el "Irmáns García Nodal" y una fragata de la Armada, con los que participan dos aviones, el "Rosalía de Castro", con base en Santiago de Compostela, y una unidad de la Secretaría General de Pesca Marítima.

Además, en la zona de Estaca de Bares trabajan dos embarcaciones "Salvamar", acompañadas por una tercera de la Cruz Roja, y otras dos "Salvamar" rastrean el mar frente al municipio de Cariño.

También se han alertado los Ayuntamientos de Cedeira a Estaca de Bares, para que sus equipos de Protección Civil procedan a un rastreo por tierra y están a la espera los helicópteros Helimer Galicia y Pesca II, que iniciarán sus turnos cuando regresen los aviones.

Preguntado por el protocolo en estos casos,Maceiras explicó que se realiza un rastreo exhaustivo los tres primeros días, para pasar en el cuarto a una búsqueda selectiva y, a partir del día 8 o 9, se vuelve a la búsqueda intensiva, porque es el período en que pueden emerger los cuerpos.

No obstante, este protocolo habitual se adapta a la situación meteorológica y del mar, que obliga en ocasiones a reducir efectivos o, en caso de mejoría, como esta mañana, a ampliarlos.

Los responsables del operativo, ante las discrepancias sobre la velocidad reacción tras la activación de la radiobaliza, explicaron que la UTC es el Tiempo Universal Coordinado y se corresponde con una hora menos que con la local española.

Así, la radiobaliza se activó a las 2,24 local, que es la 1,24 UTC.

También comentaron que todos los barcos disponen de una "caja azul", que envía automáticamente cada dos horas una señal a la Secretaría General de Pesca Marítima con la posición de cada uno de los pesqueros que están faenando.