Archivo de Público
Viernes, 10 de Junio de 2011

Vuelven a cuestionar seguridad analgésico en pacientes cardíacos

Reuters ·10/06/2011 - 21:56h

Por Amy Norton

Los pacientes cardíacos bajo tratamiento crónico con analgésicos como ibuprofeno y naproxeno tendrían riesgo de sufrir un infarto o morir por causas cardiovasculares, informó un nuevo estudio.

Los hallazgos de un estudio sobre más de 22.000 pacientes cardíacos hipertensos cuestionan la seguridad de la mayoría de los antiinflamatorios no esteroides o AINE.

Los AINE incluyen analgésicos de venta libre, como aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin y otras marcas) y naproxeno (Aleve), además de fármacos de venta bajo receta para la artritis conocidos como inhibidores de la COX-2.

Excepto la aspirina, que reduce el riesgo de tener un infarto, la seguridad de los AINE en pacientes con enfermedad cardíaca está en duda desde hace años.

En el nuevo estudio, los autores hallaron que los pacientes con enfermedad cardíaca bajo tratamiento prolongado con AINE eran un 66 por ciento más propensos a tener un infarto en 3 años que los que nunca o alguna vez habían utilizado algún AINE y tenían el doble de riesgo de morir por enfermedad cardiaca.

Los resultados no prueban que la culpa la tengan los AINE, según el doctor Anthony A. Bavry, profesor asistente de medicina de University of Florida, Gainesville.

"Una limitación de nuestro estudio es que no tuvimos información sobre la artritis reumática o la osteoartritis, que podrían ser la causa del uso de AINE en estos pacientes", indicó Bavry, quien sostuvo que los resultados refuerzan las pruebas de una asociación entre el uso de AINE y los problemas cardíacos. Además, respaldan las guías de tratamiento.

Desde el 2007, la American Heart Association recomienda que los pacientes con enfermedad o alto riesgo cardíaco utilicen acetaminofeno o aspirina para aliviar el dolor.

Cuando hay que tratar dolor crónico en los adultos mayores que, por la edad, tienen riesgo cardíaco, American Geriatrics Society recomienda tomar acetaminofeno como primera opción.

En todos los casos, los expertos recomiendan que la población de alto riesgo utilice los analgésicos en la dosis más baja y durante el menor tiempo posible.

El estudio publicado en American Journal of Medicine incluyó a 22.576 adultos con enfermedad coronaria e hipertensión.

El 4 por ciento dijo que había utilizado AINE de manera crónica en los 3 últimos años. Cada año, el 4,4 por ciento de ese grupo tuvo un infarto o un accidente cerebrovascular (ACV), o murió por causas cardiovasculares, comparado con el 3,7 por ciento del resto de la cohorte que nunca había tomado un AINE (salvo aspirina) o lo había utilizado ocasionalmente.

Tras considerar varios factores, como peso, tabaquismo, diabetes y colesterol, el tratamiento crónico con AINE se mantuvo asociado con un aumento del riesgo de tener un infarto cardíaco o de morir.

Se desconoce por qué ciertos AINE son más riesgosos que otros, según el equipo de Bavry.

A un pequeño subgrupo de pacientes se les pidió que mencionaran los AINE de elección, que fueron ibuprofeno o naproxeno. Pero hubo muy poca información como para determinar los efectos potenciales de cada AINE.

Por ahora, según Bavry, los adultos mayores y las personas con enfermedad cardíaca deben saber que hasta los analgésicos de venta libre generan dudas de seguridad.

"Deberían conversar con el médico sobre cuál es el mejor fármaco para tener en casa", dijo.

Si los AINE influyen directamente en los problemas cardíacos de algunas personas, aún se desconoce por qué.

Según Bavry, una posibilidad es que algunos AINE, cuando se los combina con la aspirina, interfieren en sus beneficios.

El ibuprofeno, en especial, está asociado con ese problema. Abbott Laboratories, que produce varias marcas de ibuprofeno, financió parcialmente el estudio. Algunos coautores de Bavry recibieron fondos de varias empresas farmacéuticas.

FUENTE: American Journal of Medicine, online 19 de mayo del 2011.