Jueves, 17 de Enero de 2008

Caldera insiste en invertir en Bolsa parte del Fondo, que alcanzó 45.716 millones en 2007

EFE ·17/01/2008 - 14:08h

EFE - El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera (d), entregó hoy al presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín (i), el informe sobre la evolución del Fondo de Reserva de la Seguridad Social y su situación al cierre de 2007.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, insistió hoy en la conveniencia de invertir en Bolsa parte del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que alcanzó en 2007, según anunció, 45.715 millones de euros, el 27,42 por ciento más que en 2006.

Aseguró Caldera que si el PSOE gana las elecciones del próximo 9 de marzo volverá a proponer en la mesa del Pacto de Toledo que parte del Fondo de Reserva de la Seguridad Social se invierta en Bolsa, y subrayó que sería "conveniente" llegar a un acuerdo al respecto.

El titular de Trabajo entregó hoy al presidente del Congreso, Manuel Marín, el informe anual sobre el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que alcanzó al cierre de 2007 los 45.715,99 millones de euros, un 27,42 por ciento más que en 2006 y que representa el 4,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Recordó el ministro que el PP "no quiso" llegar a un acuerdo para invertir parte del Fondo en renta variable a pesar de los buenos resultados que han obtenido países desarrollados como Francia, Alemania, Suecia, Noruega o Japón, y señaló que nunca "entendió bien" por qué se negaron, ya que forma parte "de su filosofía".

Consideró que es necesario diversificar las inversiones, pese al menor crecimiento previsto a principios de la próxima legislatura, situación que cambiará a partir de 2009, año en que la tasa de crecimiento repuntará por encima del 3 por ciento, auguró.

Actualmente, el Fondo de Reserva invertido en activos financieros públicos es de 45.603,63 millones de euros, de los que el 51,35 por ciento corresponde a deuda española y el 48,65 por ciento a deuda extranjera (en Alemania, Países Bajos y Francia).

De los 45.715,99 millones del total del Fondo, 177,18 millones corresponden al excedente de la gestión de la prestación de incapacidad temporal por contingencias comunes de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Por otra parte, 4.565,89 millones corresponden a los rendimientos netos generados por el Fondo, incluidos los intereses devengados en la cuenta corriente en el Banco de España en diciembre de 2007, que se abonaron el 3 de enero de 2008, cifra que se eleva a 1.257 millones.

El 16 de febrero de 2007, el Gobierno aprobó una dotación de 4.000 millones de euros al Fondo, y el 13 de julio, otra de 4.300 millones.

Para febrero de 2008, el ministro tiene previsto someter a aprobación del Consejo de Ministros otra dotación, que elevará la cuantía de la denominada "hucha de las pensiones" hasta los 50.000 millones de euros.

Caldera afirmó que la cuantía actual del Fondo permitiría abonar la nómina de las pensiones durante ocho meses y se mostró partidario de que el Fondo siga creciendo en el futuro "sin límites".

Recordó que en 2007 se consiguió la mayor aportación a la "hucha" desde su creación en 2000, y que, durante la legislatura en la que ha gobernado el PSOE, la cuantía ha pasado de unos 15.000 millones hasta los 50.000 millones que tendrá después de la próxima dotación, y que el superávit de la Seguridad Social es "similar" al obtenido en 2006.

Para Caldera, estas cifras son muestra de la "excelente y solidaria" gestión del Gobierno y ponen de manifiesto que es compatible subir las pensiones, mejorar la protección social y crear empleo con más ingresos a la Seguridad Social que incrementen de "forma notable" el Fondo de Reserva.

El informe presentado hoy al Congreso también informa de la situación del Fondo de Prevención y Rehabilitación, que al cierre de 2007 aumentó un 45,59 por ciento, hasta los 1.807,2 millones de euros, generados en su mayoría por la aportación de un 55,61 por ciento de las Mutuas.

La aportación de las Mutuas se debe a los "buenos" resultados económicos de estas entidades y al mayor control presupuestario de la Seguridad Social sobre las mismas.

Las aportaciones de las Mutuas al Fondo de Prevención hasta 2004 fueron inferiores a los 50 millones de euros y se han incrementado en esta legislatura hasta llegar a más de 600 millones en 2007.

El informe subraya que en 2007, por primera vez, se ha dado a las operaciones de la gestión del Fondo de Prevención y Rehabilitación un tratamiento presupuestario, en línea con lo recomendado por el Tribunal de Cuentas.