Archivo de Público
Jueves, 9 de Junio de 2011

Minorías consideran agua embotellada más segura, consumo mayor

Reuters ·09/06/2011 - 17:59h

Por Frederik Joelving

Los jefes de familia de minorías pobres en Estados Unidos gastan gran parte de sus ingresos en agua embotellada debido a la creencia no demostrada de que es más segura.

Una encuesta a 632 padres en un Departamento de Emergencias de Milwaukee reveló que los niños afroamericanos e hispanos eran tres veces más propensos que los blancos a beber solamente agua embotellada en el hogar.

"Son familias sin recursos realmente", dijo el doctor Marc Gorelick, que dirigió el estudio. "Deberían ahorrar dinero y beber agua de la llave".

La encuesta, publicada en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, demuestra que un cuarto de los padres negros e hispanos les dan a sus hijos agua embotellada únicamente, frente al 8 por ciento de los padres blancos.

Según parece, este mayor consumo de agua embotellada en las minorías surge de la creencia de que es más segura, limpia y con mejor sabor que el agua de la llave.

"La mayoría del agua embotellada es sólo agua de la canilla purificada; no contiene más nutrientes", explicó el estudio. "No tiene una ventaja real y hasta tendría algunas desventajas".

El agua de la llave es la principal fuente de flúor, que, por ejemplo, fortalece los dientes de los niños.

Y un estudio previo de Gorelick había demostrado que los niños que bebían agua embotellada tenían más diarreas que los bebedores de agua corriente.

"Aunque muchos piensan que el agua embotellada es más limpia y segura que el agua de la llave, no hay pruebas que lo confirmen", destacó el investigador.

El embotellamiento y el transporte del agua impactan en el ambiente con la venta anual de más de 37.000 millones de litros en Estados Unidos, una cantidad que sigue creciendo.

Además, tiene un costo, que puede llegar a más de 20 dólares por galón. Según la encuesta, que incluyó la misma cantidad de hispanos, afroamericanos y blancos, las minorías gastan 20 dólares por mes en agua embotellada, mientras que los blancos no superan los 12 dólares.

Y más de uno de cada 10 afroamericanos e hispanos respondieron que habían dejado de comprar otros productos para consumir agua embotellada. Apenas la mitad de los blancos había optado por hacer lo mismo.

"Si las personas con pocos recursos gastan dinero en agua embotellada, eso quiere decir que utilizan dinero destinado a otros elementos más importantes", dijo Gorelick.

FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, online 6 de junio del 2011.