Jueves, 17 de Enero de 2008

No sólo del derbi madrileño vive la vigésima jornada de Liga

EFE ·17/01/2008 - 13:48h

EFE - El derbi entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid es, en principio, el partido estrella de la vigésima jornada, la primera de la segunda vuelta. En la foto, Real Madrid y Atlético juegan en la primera vuelta de la Liga.

El derbi entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid es, en principio, el partido estrella de la vigésima jornada, la primera de la segunda vuelta, pero no es el único choque que ofrece interés y dramatismo.

En ocasiones, los árboles nos impiden ver el bosque y el derbi madrileño no debe ocultar la trascendencia de partidos como el Betis-Recreativo, Osasuna-Athletic o Barcelona-Racing, por poner algunos ejemplos, que van a dirimir puntos trascendentales por abajo y por la parte noble de la clasificación.

Los derbis tienen una característica en común, que da igual la ciudad de la que se trate y que la clasificación de los rivales sólo sirve para añadir más o menos picante a los días previos. A la hora del partido, nada vale y la rivalidad se impone por encima de cualquier otra circunstancia.

En esta ocasión los equipos de la capital comparten estancia en puestos de Liga de Campeones lo que hace que haya una mayor expectación. El 2-1 del Bernabéu en la primera vuelta y que los madridistas tengan superioridad en los últimos años aumenta el acicate de los rojiblancos.

Villarreal-Valencia y Osasuna-Athletic casi tienen la categoría de derbi, aunque no sean equipos de la misma ciudad. El enfrentamiento entre equipos valencianos viene salpimentado por el 0-3 del submarino amarillo en Mestalla en la primera vuelta y por los convulsos momentos por los que atraviesa el equipo del Turia.

Los navarros, con 20 puntos, ocupan la primera posición de descenso, y los vascos, con sólo dos más, pueden volver a meterse en problemas si no puntúan. Trascendencia y dramatismo a tope.

El caso es muy similar en el Almería-Deportivo y el Levante-Mallorca. Los levantinos ya parecen desahuciados por todos menos por Pitágoras, lo que puede hacerles impredecibles a partir de estos momentos y que sean los auténticos jueces en los enfrentamientos contra equipos de la parte baja de la tabla.

En el Zaragoza-Murcia, con los dos equipos en el paquete de los 22 puntos y a las puertas del abismo de la zona de descenso, hay además la circunstancia del debut de Garitano al frente del banquillo maño. Y lo mismo cabe decir del Betis-Recreativo, empatados a 21 puntos y en el filo de la navaja.

El Getafe, que sigue sin encontrar una línea firme en la que asentarse, recibe a un Sevilla recién apeado de la Copa, mientras que el Valladolid se enfrentará a un Espanyol frustrado por haber caído en la competición copera en los penaltis.

El último partido de la jornada, por horario, será el Barcelona-Racing. Nueva oportunidad para los de Rijkaard para ver si se definen por la línea resultadista o prefieren volver al buen juego, aunque ninguna de ellas sea incompatible con la otra.

El Racing, mientras tanto, a lo suyo. Impasible y en puestos europeos.

- La vigésima jornada:

- Sábado: Hora 1ª Vuelta

Getafe - Sevilla 20.00 1-4

Villarreal - Valencia 22.00 3-0

- Domingo:

Osasuna - Athletic 17.00 0-0

Zaragoza - Murcia 17.00 1-2

Levante - Mallorca 17.00 0-3

Almería - Deportivo 17.00 3-0

Valladolid - Espanyol 17.00 1-0

Betis - Recreativo 17.00 1-1

At. Madrid - Real Madrid 19.00 1-2