Archivo de Público
Miércoles, 8 de Junio de 2011

Caen brotes de E. coli en EEUU, pero aumentan los de salmonela

Reuters ·08/06/2011 - 16:04h

Por Lisa Baertlein

Estados Unidos ha avanzando en la lucha contra formas letales de E. coli, pero el reciente brote mortal en Alemania y la falta de avances contra la salmonela muestran lo mucho que resta por hacer para mantener seguros los alimentos, señalaron funcionarios de salud.

Los científicos europeos están teniendo dificultades para encontrar la fuente del brote de E. coli iniciado hace un mes en Alemania, el cual ya infectó a más de 2.400 personas y causó la muerte de 25 de ellas.

El brote alemán está provocado por una cepa rara de E. coli productora de la toxina Shiga conocida como STEC O104:H4. Este parece ser el brote más letal de la bacteria registrado. Un tercio de los pacientes desarrollan la complicación severa conocida como síndrome urémico hemolítico (SUH).

El SUH suele llevar a una insuficiencia renal y puede provocar la muerte.

Los funcionarios de salud pública de Estados Unidos se focalizan en la infección con la STEC denominada O157:H7, muy conocida por causar el brote que en 1993 causó la muerte de cuatro personas que consumieron hamburguesas contaminadas.

La incidencia de esa infección se redujo casi a la mitad entre 1997 y el 2010, según Vital Signs, un informe anual sobre seguridad alimentaria que resume los datos de la Red de Vigilancia Activa de Enfermedades Alimentarias (FoodNet) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El reporte atribuyó la caída a mejores métodos de matanza animal, evaluación, inspección y otros esfuerzos. La carne suele cocinarse, lo que ofrece una protección adicional.

Los CDC estiman que cada año una de cada seis personas en Estados Unidos enferma por consumir alimentos contaminados. Las enfermedades por intoxicación alimentaria son responsables de unas 3.000 muertes anuales.

Mientras que la incidencia de las infecciones por O157:H7 cayó en Estados Unidos en el 2010, hubo un incremento de casi el 58 por ciento en las infecciones generadas por otras STEC, que los científicos mencionan como STEC no-O157.

Los funcionarios comenzaron a controlar esas nuevas infecciones en el 2000.

La bacteria responsable del actual brote alemán entra dentro de esa categoría de STEC no-O157. Por el momento, los únicos casos reportados en Estados Unidos son de personas que viajaron a las zonas afectadas por el brote alemán.

MEJORES PRUEBAS

El aumento en otras infecciones de E. coli productoras de la toxina Shiga (STEC) parecería deberse fundamentalmente a un incremento en las pruebas e informes, dijo Christopher Braden, director de la división de enfermedades relacionadas con los alimentos, el agua y el ambiente de los CDC.

"Estamos avanzando y eso es bueno. Por otro lado, no estamos realmente en un punto en el que tengamos la infraestructura regulatoria y de diagnóstico necesaria para lidiar con el tipo de brote que estamos observando en Europa", dijo J. Glenn Morris, director del Instituto de Patógenos Emergentes de la University of Florida.

El director de los CDC, Thomas Frieden, dijo a periodistas que estaba preocupado por los recortes presupuestarios en "los departamentos estatales y locales de salud pública, que minarían nuestra capacidad de detectar y responder a los brotes".

"Los patógenos son buenos para mutar y surgir de maneras inesperadas (...) No esperamos que el brote alemán salte de Alemania a Estados Unidos. No obstante, podría aparecer una cepa o tipo de brote similar", dijo Braden.

Por otra parte, la infección con salmonela es la enfermedad de origen alimentario más común en Estados Unidos y el país norteamericano no ha efectuado avances para reducir sus brotes en los últimos 15 años.

Las infecciones con salmonela permanecieron prácticamente estables en el 2010, comparado con 1996-1998, cuando comenzaron los controles, pero subieron un 10 por ciento respecto del período 2006-2008, señaló el reporte.

El año pasado, un brote de salmonela en Estados Unidos generó el retiro de casi 500 millones de huevos de gallina. La salmonela está relacionada también con la contaminación de carnes y alimentos procesados.

En el 2010, la salmonela provocó casi 2.300 hospitalizaciones y 29 muertes.