Jueves, 17 de Enero de 2008

Sundance arranca en plena crisis de los 30

La cinta 'In Bruges', de Martin McDonagh, abre el festival hoy

RUBÉN ROMERO ·17/01/2008 - 12:14h

Park City, en Utah, se prepara para una nueva edición del Sundance Film Festival. EFE

En cierta ocasión le preguntaron a David Chase, creador de Los Soprano, a quién se parecería en la vida real Tony, el jefe de la familia mafiosa. Chase no titubeó: "A Harvey Weinstein". Para muchos críticos, Harvey y sus émulos han sido los responsables de acabar con la supuesta pureza artística de Sundance, un festival que se abre hoy con In Bruges, del británico Martin McDonagh. Pero, ¿cuándo ocurrió?

Un hombre y su destino

Once años más tarde de su creación en 1978, el festival se hacía famoso. Harvey compró el filme ganador: Sexo, mentiras y cintas de vídeo, de Soderbergh. Costó, 1,2 millones de dólares y sólo en EEUU ganó 24. Tres años después repitió con Reservoir Dogs.

Al calor del dólar, el estado mormón de Utah se llenó de cazatalentos, productores... y sí, glamour, pero discreto e invernal. Así que la historia de amor de Sundance con los tiburones de Hollywood tiene 20 años. En realidad, Sundance es sólo un reflejo de cómo ha evolucionado la industria. De cómo ese cine, y sus directores, y actores, fueron asimilados por las grandes distribuidoras.

La pregunta es fácil. ¿Debemos tirarnos de los pelos porque Pequeña Miss Sunshine batiera en 2006 el récord pagado en Sundance con 10,5 millones de dólares? ¿O es motivo de alegría que una cinta sobre una familia disfuncional lograra cuatro nominaciones al Oscar gracias a ello? Juzguen ustedes.

Vigalondo, la presencia española 

Para paradojas, las cañís. Nacho Vigalondo se harta de recoger premios por medio mundo con su primer largo, Cronocrímenes, y en su país le ha costado un rosario conseguir distribución. Por lo menos le queda el consuelo de haber sido seleccionado para uno de los festivales más prestigiosos, con una historia sobre viajes temporales muy del gusto de Sundance.

Si bien es el único director español, no es la única producción nacional en Utah. Transiberian del director de El maquinista, Brad Anderson, estará en el festival.