Archivo de Público
Martes, 7 de Junio de 2011

Las heridas del presidente Saleh son graves y pueden complicar su vuelta a Yemen, según la CNN

EFE ·07/06/2011 - 11:23h

EFE - Un hombre armado seguidor del jefe tribal Sadeq al Ahmar, uno de los principales baluartes de la oposición yemení, recorre una calle cercana al domicilio de Al Ahmar en Saná, en el Yemen, ayer lunes 6 de junio.

El presidente yemení, Alí Abdalá Saleh, sufre quemaduras en el 40 por ciento del cuerpo y tiene un pulmón colapsado como consecuencia del atentado que sufrió el pasado viernes en Saná, según altos funcionarios estadounidenses citados hoy por la televisión CNN.

Saleh tiene una herida provocada por una esquirla en el pecho de siete centímetros de profundidad, informaron las fuentes.

Las fuentes anónimas estadounidenses pusieron en duda que Saleh, quien recibe tratamiento médico en Arabia Saudí y que ha cedido sus poderes provisionalmente al vicepresidente de Yemen, Abderabu Mansur Hadi, pueda volver a desempeñar su cargo.

Una de las fuentes consultadas por CNN comentó que no cree que los saudíes permitan a Saleh regresar a Yemen y que las autoridades de Riad deberían presionarle para que acepte la propuesta del Consejo de Cooperación del Golfo, que prevé su dimisión a cambio de inmunidad.

Sin embargo, la televisión estatal yemení Ejbaria, aseguró el lunes que el presidente volvería a Yemen en cuanto se recupere tras las dos intervenciones quirúrgicas a las que ha sido sometido en Arabia Saudí.

Saleh llegó el domingo a la base aérea Rey Jalid en Arabia Saudí y desde ahí fue conducido a un hospital militar donde permanece ingresado.