Archivo de Público
Martes, 7 de Junio de 2011

La Vitrina de Bob Pop

·07/06/2011 - 07:47h

El cantante, que acaba de aterrizar en Argentina sin gemelos ni novio, ha concedido varias entrevistas promocionales a diferentes medios para contar –no necesariamente en este orden– que quiere tener más hijos (una niña a quien ya le están buscando un nombre propio) y que planea casarse con su novio Carlos González Abella en Argentina. No seré yo quien se cebe con el bueno de Ricky, pero ¡no puedo más! Supongo que cuando te pasas tantos años metido en el armario, a la hora de salir ya no lo haces como un icono gay, sino como un respetable padre de familia burgués y, como en la canción de Carlos Berlanga ‘Si no es por ti’, ya sólo hablas "de mesas, de camas, de telas, de pelas"... de bodas, de niños, de pelas... Tantos años luchando por nuestros derechos, leyendo a Pasolini, a Genet... y llega Ricky Martin para reducirlo todo a un episodio de ‘Los Roper’ siglo XXI. Fatal.


La Carrá tiene preparado un verano calentito gracias a la nueva versión de su éxito ‘A far l’amore comincia tu’, revisado junto a Bob Sinclair y que suena como himno oficial del Europride Gay que se celebra en Roma hasta el próximo domingo. No satisfecha con eso, parece ser que Raffaella será este año la gran estrella invitada de las Fiestas del Orgullo Gay de Madrid y dará un concierto en una céntrica plaza de la ciudad igual que el año pasado lo hizo Kylie Minogue. Desconocemos qué opina al respecto su buena amiga Paloma Gómez Borrero (amiga de Raffaella, no de Kylie).


La actriz Eva Green ha hablado de su amigo Galliano, acusado de proferir insultos antisemitas y que se enfrenta a un juicio en breve: "No creo que John sea antisemita. Yo soy judía y no creo que tenga nada contra los judíos. Pienso que, probablemente, estuviera un poco borracho". Mira, Eva, yo en lo del antisemitismo de Galliano no entro, pero "¡PROBABLEMENTE un poco borracho!"


El vestido de novia diseñado por Sarah Burton con el que Cata se casó con Guille estará expuesto este verano en el Palacio de Buckingham para solaz de turistas, que lo podrá contemplar junto con los huevos Fabergé, los Canaletto y los Rembrandt. Qué arte... ¡y qué hartazgo!