Jueves, 17 de Enero de 2008

Subasto hijos "con gran potencial de amor" por mil euros al día

La fiscalía alemana abre sumario contra una pareja de origen ruso que subastó por Internet a sus hijos de 11 y 13 años para disfrutar de ellos

EFE ·17/01/2008 - 12:52h

EFE - Un policía trabaja en un ordenador en el marco de una investigación contra la pornografía infantil a través de internet.

La fiscalía alemana ha abierto sumario contra una pareja de origen ruso que subastó por internet a sus hijos de 11 y 13 años, Darja y Nikita, para disfrutar de ellos y su "inagotable potencial de amor" por un día.

Los padres, residentes en la localidad de Hoyerswerda (este del país), ofrecieron a ambos niños por 1.000 euros en un anuncio con más de 50 fotos de los menores y colgado el pasado 16 de diciembre en la página de la casa de subastas ebay, informa en su edición de hoy el popular diario "Bild".

La fiscalía ha abierto diligencias por sospecha de trata de menores con fines de abuso sexual, según ese rotativo, que publica una foto de los padres, identificados como Grigori y Elena, de 40 y 47 años, así como de los menores, éstos con el rostro irreconocible.

En su anuncio, ofrecían a sus dos "simpáticos y educados" hijos, una muchacha y un muchacho, a los que les faltaba "calor y afecto", pero que tenían un "inagotable potencial de amor".

El dinero debía ser ingresado en su cuenta, en concepto de "canguro" o niñera por un día.

Acompañaban el texto con un amplio reportaje fotográfico de los niños camino de la escuela, jugando o en bañador.

90 peticiones 

Según Bild, respondieron a la llamada unos 90 clientes o interesados.

El padre, vendedor de fundas de asientos para automóviles, ha argumentado que ofrecían a sus hijos para llamar la atención sobre sus dificultades "apátridas", ya que las autoridades alemanas les niegan los papeles para regularizar su situación.

Los niños siguen bajo custodia de sus progenitores, ya que según el departamento de atención a los menores "no están en peligro acuciante", apunta "Bild".

El caso de los chicos sigue a la sucesión de informaciones de semanas precedentes de casos de negligencia, abandono e incluso muerte por desnutrición de niños de corta edad, desatendidos por sus padres.

La propia canciller alemana, Angela Merkel, llamó la atención sobre el caso y se comprometió a mejorar las ayudas a la familia y los mecanismos de protección de la infancia, ante la evidencia de unos servicios sociales a menudo desbordados por la situación.