Archivo de Público
Lunes, 6 de Junio de 2011

Interés británico por dejar de fumar cae con ley antitabáquica

Reuters ·06/06/2011 - 17:13h

Por Kerry Grens

La prohibición de fumar en lugares públicos en el Reino Unido a partir del 2007 provocó un aumento en la prescripción de fármacos para dejar de fumar. Pero ese interés por la cesación tabáquica se mantuvo durante los nueve meses previos a la aprobación de la ley y se desvaneció a los pocos meses de su implementación.

Para comprobar si las prohibiciones de fumar inducen a abandonar la adicción, un equipo relevó 350 consultorios médicos y la cantidad de recetas de fármacos para dejar de fumar que los médicos habían entregado antes y después de la aplicación de la ley.

Esos fármacos eran terapias de reemplazo de la nicotina: bupropion (Zyban) y vareniclina (Chantix en Estados Unidos), que apareció en Gran Bretaña en el 2006.

Durante los nueve meses previos a la prohibición, todas esas recetas crecieron un 6,4 por ciento. Pero ese mismo porcentaje fue lo que disminuyeron esas indicaciones médicas en los nueve meses posteriores a la implementación de la ley, según publica la reducción Addiction.

"Es algo desalentador, pero no sorpresivo", opinó el doctor David Abrams, director ejecutivo del Instituto Nacional de Investigación en Tabaco Steven A. Schroeder de la ONG antitabáquica Legacy.

Ajeno al estudio, Abrams consideró que la prohibición motivó a quienes ya querían dejar de fumar.

"Existen otros factores y normas sociales que influyen en el tabaquismo", dijo la doctora Lisa Szatkowski, investigadora del Centro de Estudios sobre Control del Tabaco de la University of Nottingham, en el Reino Unido, y autora principal del estudio.

"Factores como la existencia de instalaciones exteriores para fumar o pasar momentos con amigos fumadores impedirían que las leyes antitabáquicas actúen como un estímulo constante para dejar de fumar", dijo Szatkowski a Reuters Health.

Pero Szatkowski y Abrams coincidieron en que los resultados no quieren decir que la prohibición de fumar no dé resultado.

"El objetivo principal de estas leyes es reducir la exposición de los no fumadores al humo de tabaco ambiental y las prohibiciones del Reino Unido fueron, sin dudas, exitosas en ese sentido", señalaron.

Por ejemplo, un estudio previo había demostrado que las internaciones por infartos bajaron un 2,4 por ciento en el primer año de aplicación de la ley.

FUENTE: Addiction, online 11 de mayo del 2011